Cíclopes

  

El Mito de los Cíclopes - Mitología Griega

En la mitología griega estos seres eran miembros de una raza de gigantes, con un enorme ojo en medio de la frente.

Dos generaciones de cíclopes

La primera generación de Cíclopes: donde eran hijos de Urano y Gaia, artesandos y constructores. Eran gigantes con un sólo ojo en la frente y un temperamento horrible. Según Hesiodo, eran fuertes y muy testarudos, y de bruscas emociones. Eran sinónimo de fuerza y poder, y se usaban para referirse a alrmas muy bien manufacturadas. Ellos fueron tres: Brontes, Esteropes y Arges. También habían otros cuatro llamados Eurialo, Elatreo, Traquio y Halimedes, que se dice que eran hijos de los tres primeros.

Cuenta la historia que Urano temía por su bestial fuerza y los encerró en el “Tartaro”. Luego, Crono, otro hijo de Urano y Gaia, liberó a los cíclopes junto con los Hecatonquiros y los Gigantes. Le ayudaron a derrocar y castrar a Urano. Pero Crono, los volvió a encerrar en “Tartaro”, donde permanecieron hasta que Zeus los liberó. Ellos luego como ofrenda, forjaron rayos para Zeus, Arges ponía el brillo, Brontes el trueno y Esteropes el relámpago.

Esta generación también creó un tridente que producía terremotos para Poseidón, el arco y las flechas de Artemisa y el casco de invisibilidad de Hades que le dio a Perseo en su búsqueda de matar a Medusa. Construyeron el primera altar, como así también las murallas y fortificaciones de Trinto y Micenas en el Peloponeso. Se dice que los ruidos que venían del corazón de los volcanes, provenían de las operaciones que realizaban.

Segunda generación de Cíclopes: fue una primitiva tribu de enormes monstruos, también con un sólo ojo en medio de la frente. Descubierta por Odiseo en una remota isla. Se decía que estaban relacionados con los gigantes y con una tribu fenicia, que surgieron de las gotas de sangre que cayeron sobre Gaia (la tierra) cuando Urano fue castrado. Sin embargo, el cíclope mas conocido era el hijo de Poseidón, y la ninfa Toosa, llamado Polifemo. Otro conocido cíclope fue Telemo, que era un vidente.

Los estudios creen que surgieron de la práctica habitual de los herreros de llevar un parche sobre un ojo para evitar quedarse ciegos de ambos por las chispas. Los herreros también se tatuaban círculos concéntricos en honor al sol, lo que puede ser otra fuente posible de la leyenda.

La segunda generación de cíclopes es definitivamente de un tipo diferente a la primera. Muchos creen que las leyendas asociadas a Polifemo, no contaban que fuera un cíclope hasta que Homero, los incluyó en La Odisea, pudiendo ser originalmente Polifemo algún tipo de monstruo o demonio local. Se sugirió que quizás fuera uno de los Triamantes de la leyenda cretense raza rural de ogros devoradores de hombres que tenía un tercer ojo detrás de la cabeza. Aparte del detalle de los ojos, son muy parecidos a los Cíclopes de Homero.


Una Respuesta a Cíclopes

  1. me parece injusta, ya que no pone el nombre de quien lo ha echo.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *