Mundo Animal     Anfibios     Aves     Insectos     Mamíferos     Reptiles    
Mascotas     Razas de Perros     Razas de Gatos

Dálmata

  

El dálmata es un perro de compañía de tamaño mediano, que tiene la particularidad de poseer manchas negras o cafés dispersas en su pelaje blanco.

Historia y orígenes

A lo largo de la historia se le han adjudicado diversos lugares de procedencia, puesto que se han encontrado evidencias en Egipto y Europa. Aún no se sabe con certeza cuál es su origen. Sin embargo, su aparición data de muchos años de antigüedad.

Durante siglos la raza ha desarrollado actividades de defensa y se ha utilizado como guardián de sus dueños, pastor, perro de circo, ayudante de bomberos y cazador. Aunque la actividad principal fue la de acompañante de carruajes de caballos.

Características físicas

El dálmata es un perro de contextura fuerte y líneas simétricas. Sus movimientos son livianos y enérgicos. Tiene un elevado grado de resistencia física y gran vitalidad.

Posee un pelaje liso, corto y duro y un hocico negro. Lleva las orejas dobladas de ubicación alta, y tiene los ojos de color marrón oscuro o miel. La cola es larga de inserción media, más gruesa en la base y afinándose hacia la punta.

Al momento de nacer no posee manchas. Estas van apareciendo durante el trascurso del primer año de vida.

La característica principal y que lo distingue como “Dálmata”, son sus manchas, que pueden ser de color negras o marrones. El pelaje de fondo siempre es blanco.

El dálmata macho mide entre 53 y 65 cm., mientras que la hembra entre 45 y 63 cm., medidos hasta la cruz. En cuanto al peso, el macho pesa entre 20 y 32 kg., mientras que la hembra pesa entre 15 y 24 kg.

Su esperanza de vida ronda usualmente entre los 12 y 13 años.

Carácter y comportamiento

El carácter del dálmata es sensible, alegre y cariñoso. Se destaca por ser sociable, leal y mantener una relación muy estrecha con la familia adoptiva y sus propietarios.

Le encanta realizar actividades y paseos, puesto que tiene una gran resistencia física. Si bien es algo independiente, le gusta pasar tiempo con sus dueños y estudia detenidamente a las personas.

Es un perro recomendado para personas activas y juveniles, ya que estará todo el tiempo corriendo, mostrando su energía y vitalidad. No se aconseja para ser adoptado por personas mayores o familias con niños muy pequeños, ya que es hiperactivo y puede lastimar, sin querer, al momento de jugar, saltar o correr. Es aconsejable que se le enseñe de pequeño a aceptar normas, de lo contrario, podría tener malos hábitos de adulto.

El dálmata tiende a padecer serios trastornos psicológicos y depresión si se lo abandona o deja solo por mucho tiempo.

No es un perro que reaccione frente a cualquier estímulo y ladrará sólo cuando sea necesario.

Cuidados básicos del dálmata

El dálmata deberá ser cepillado a diario, evitando el exceso de pérdida de pelo. Además, necesitará practicar actividad física todos los días, ya que es una raza muy atlética y enérgica.

Un dato curioso del dálmata, es que es el único mamífero que elimina ácido úrico como producto de desecho. Las demás razas de perros y mamíferos excretan urea.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *