Mundo Animal     Anfibios     Aves     Insectos     Mamíferos     Reptiles    
Mascotas     Razas de Perros     Razas de Gatos

El Sapo Gigante

  

Grande, gordo y venenoso.

El sapo gigante (Nombre científico: Bufo marinus), conocido también como sapo marino o sapo de caña de azúcar, puede llegar a medir unos 23 cm. de largo, y pesar un kilo. Su alimentación se basa en comer cualquier cosa que sea más pequeña que él: ratones, ranas, otros sapos, lombrices, insectos, etc.

Estos sapos se reproducen durante todo el año, y la hembra puede llegar a depositar unos 13.000 huevos en cada puesta. Sus renacuajos crecen muy rápido y son muy resistentes, solo necesitan de algas y agua para terminar de crecer, aunque luego tardan para alcanzar la madurez. Los sapos gigantes pueden vivir unos 20 años.

Los sapos gigantes poseen unas glándulas parótidas que contienen una sustancia que puede ser mortal para algunos animales. En Australia, algunas especies de serpientes están desapareciendo ya que cuando comen estos sapos gigantes, mueren por su veneno. Pero este no es un problema solo para las serpientes, también los dingos, varanos y algunos pájaros, ven al sapo gigante como presa, pero al comerlos mueren. Tampoco los peces están a salvo, ya que al comer los renacuajos también mueren.

En América del Sur, algunos indígenas de Perú han muerto al ingerir estos sapos gigantes en sus sopas.

El sapo gigante, o sapo de caña de azúcar, se ha convertido en una plaga en las plantaciones de caña de azúcar de Puerto Rico. De noche las plantaciones se convierten en una masa de sapos móviles, y las rutas se encuentran resbaladizas a causa de sus cuerpos aplastados.

Algo similar ha sucedido en Australia, en 1935 estaban enfrentando una plaga de escarabajos, por lo que llevaron unos ejemplares del sapo gigante desde Venezuela, para controlar la plaga de escarabajos, pero como en Australia no existe un depredador natural de estos anfibios, terminaron convirtiéndose en una plaga, llegando incluso hasta a pelear con los perros por la comida de sus platos. Se estima que actualmente hay más de 200 millones de sapos gigantes en Australia.

 


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *