Angora


El gato angora es de raíz turca y visto por primera vez en Angora, la actual ciudad de Ankara, capital de Turquía. Estos gatos son razas nativas, es decir, no fueron producto de cruces, por lo que no son híbridos.

Con un pelaje largo, tienen la particularidad de que son de colores claros en sus partes traseras, volviéndose oscuros entre más cerca estén de la cabeza. Son gatos exploradores y de tamaño mediano, generalmente no logran pesar más de 5 kilogramos, lo que los hace ver robustos, y gracias a sus exploraciones diarias suelen mantener un cuerpo atlético, lo que les da la característica de verse musculosos.

La cola de estos gatos es delgada, pero posee una gran cantidad de pelo, lo que hace que se vea más alargada de lo normal. El gato angora es un felino con la cara pequeña y cuerpo alargado. Algunos aseguran que sus antepasados son las gacelas, por su comportamiento a la hora de cazar, sin embargo no deja de ser una teoría pues no se ha comprobado similitud.

La hembra angora es un tanto más delgada que el macho, pero adquiere mejor salto. Su temperamento materno es normal, no suelen ser agresivas ni presentar canibalismo. Es una gata altamente prolífera y sus condiciones corporales para la cría suelen ser eficientes, presentando buen número de gatos, sin embargo se recomienda no estresar a la hembra durante el periodo de cría primaria, ósea en los primeros días después del parto. Luego debe tratarse de limpiar el sitio con productos que no posean olor, para evitar enfermedades en los gatos que para entonces ya deben ser juguetones.

Los machos angora son más corpulentos y menos saltadores que las hembras, pero son más veloces y territoriales. Les gusta trepar en su ambiente natural, y cuando son mascotas, se entretienen con lo que esté a su alcance, por lo que ambos sexos suelen ser muy juguetones.

El alimento para ambos sexos es similar, aumentando un poco la proteína para los machos, aunque en temporada de gestación de la hembra es importante suministrarle una dieta basada en carbohidratos, proteínas y fibras, para que su leche salga con un rico valor de grasas para los gatitos.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *