Bengalí

[Total:0    Promedio:0/5]

El bengalí es una de las razas de gato más buscadas por su aspecto salvaje. Su carácter es bastante intenso, y requiere que se le mantenga ocupado todo el día, ya que suele ser incansable y se puede volver destructivo. Pero si se está mucho tiempo con él, suele ser un gato cariñoso.

Esta raza es la mezcla de un gato doméstico con un leopardo asiático. Estos gatos emiten un ruido más parecido a un ladrido, y se caracteriza por no maullar.

Su cuidado es sencillo, ya que estos gatos se mantienen limpios ellos solos. A los bengalíes les encanta el aire libre y el agua.

Su pelaje es brillante y sedoso, de color marrón claro y lleno de manchas negras, como el leopardo. Tiene orejas pequeñas y ojos grandes. Tiene su cara en forma de triángulo invertido, lo que le da ese aspecto salvaje que aún conserva del leopardo asiático. Las patas delanteras son más cortas que las patas traseras.

Esta raza no se recomienda para personas que van a adquirir un gato por primera vez y tampoco se recomienda para familias con niños pequeños, solo para familias activas y que les dediquen mucho tiempo, todos los días, porque hay que recordar que tienen mucha energía acumulada.

El bengalí es un gato muy saludable, aunque puede presentar problemas de cataratas y problemas cardíacos.



Deja un comentario