Benito Mussolini

Corta biografía resumida. Resumen de su vida.

Benito Mussolini (Benito Amilcare Andrea Mussolini) fue un periodista y político que promovió el desarrollo del régimen fascista en Italia a partir del año 1919, para pocos años más tarde hacerse del poder e imponer un partido dictatorial único, llamando de esta manera la atención de Adolfo Hitler y convirtiéndose en uno de sus más allegados aliados.

Nació el 29 de julio de 1883, en Dovia di Predappio (Italia). Fue el mayor de tres hermanos, sus padres pensaban que era mudo, ya que comenzó a hablar tarde. A corta edad se destacó por ser un niño problemático, viéndose involucrado constantemente en problemas con sus compañeros de clases, al punto que a los once años es expulsado de la institución educativa. Mussolini, siguiendo las creencias religiosas de su padre, se proclama ateo.

Primeros años

Benito Mussolini creció en el seno de una familia humilde, su padre se desempeñaba como herrero y su madre se desempeñaba como maestra de escuela; Mussolini, en cierta medida, siguió el ejemplo de su madre al cursar estudios en el magisterio, para luego desempeñarse como profesor.

benito mussolini

En el año 1900, y por influencia directa de su padre, se inscribe en el Partido Socialista Italiano. Más tarde, al escapar del servicio militar, se trasladó a Suiza, adquiriendo allí habilidades para comunicarse en idiomas como el inglés y el alemán. Encontrándose en Suiza llamó su atención las políticas socialistas, integrándose de esta manera al sindicato de militares socialistas, lo que provocó su arresto y expulsión del país.

Después de tanto huirle al servicio militar, terminó cumpliéndolo en Verona (Italia). Se vio encarcelado nuevamente por un año, al exponer sus pensamientos en contra de la guerra entre Libia e Italia. Sin embargo, tuvo la oportunidad de desempeñarse en cargos destacados, como director del periódico del Partido Socialista Avanti, e inclusive fundó su propia revista, Utopía.

Acontecimientos destacados

Al estallar la Primera Guerra Mundial en el año de 1914, como director del Periódico Oficial apoyó la neutralidad mostrada por el gobierno italiano ante la guerra, sin embargo, a los pocos meses esta postura cambió, mostrando su verdadero carácter radical, lo que hizo que fuera destituido del periódico, y poco tiempo después expulsado del Partido Socialista Italiano.

Sin embargo, continuó adelante con su postura, y creó en Milán su propio diario, llamado II Popolo d´Italia. En 1919 organizó un movimiento fascista, a través de grupos armados de agitación, denominados “camisas negras”, lo que luego daría pie al nacimiento del Partido Nacional Fascista.

Posteriormente, en 1921, se mostró con sus milicias de “camisas negras” como un enemigo de los grupos socialistas y comunistas, y de esta manera logró ganarse la simpatía de los empresarios y los terratenientes, gracias a lo cual salió electo como diputado en las elecciones de ese año.

El 28 de octubre de 1922, Mussolini, con las milicias de “camisas negras”, ejerce una violenta presión sobre el gobierno de Luigi Facta, quien solicita al Rey Victor Manuel III la declaración de un estado de sitio, con la intención que el ejército pueda intervenir y enfrentar a los fascistas, pero el Rey no acepta, y para sorpresa de todos, encarga a Mussolini de formar un nuevo gobierno. El 16 de noviembre Mussolini es declarado Primer Ministro, y tres años después, en 1925, se proclama dictador de Italia, estableciendo un régimen totalitario fascista.

Realizó una reforma total de los poderes y la política de la nación, llevándola a un régimen unipartidista y fascista, donde todas las decisiones en materia económica, política, social y tecnológica, eran tomadas por el Gran Consejo Fascista, respaldado por las Milicias de Seguridad de la Nación (anteriormente llamadas “camisas negras”).

Entre 1925 y 1926 sufrió cuatro atentados, incluyendo uno ideado por un ala de su propio grupo fascista, quienes se oponían a ciertas medidas adoptadas por Mussolini.

En 1935 dio inicio a la conquista de Etiopía, glorificándose en cierta medida con esta acción ante la sociedad italiana, por otra parte, durante la Guerra Civil Española se notó su apoyo hacia el general Francisco Franco, al enviar tropas para acompañarlo en la batalla, viéndose directamente relacionado con el nazismo de Hitler, cruzada que dio como resultado la creación y aprobación del famoso Pacto de Acero (1939), que no era otra cosa que un apoyo que se darían ambos regímenes (italiano y alemán) en caso de una guerra, además, en 1938 promulga una serie de leyes anti judíos, denominadas leyes raciales.

Al estallar la Segunda Guerra Mundial, inicialmente se mantuvo neutral, a pesar de la presión alemana para que se uniera a su bando. A mediados de 1940, al creer que la guerra se estaba inclinando hacia el lado Alemán, luego de algunos éxitos alemanes en el campo de batalla, y creyendo que los aliados se habían debilitado mucho, decide, el 10 de junio, sin la aprobación del Gran Consejo Fascista, que Italia entre en el conflicto, y le declara la guerra a Francia e Inglaterra.

Ordena el ataque al ejército británico en África, y a pesar de algunos triunfos iniciales, al final la guerra se extiende más de lo previsto. Paralelamente ataca Grecia, en donde tuvo que enfrentarse también a los ingleses. En enero de 1941 debe pedir ayuda a Hitler para poder enfrentar ambos conflictos, lo que comienza a evidenciar una dependencia de los alemanes. Alemania logra la victoria en Grecia, pero los italianos terminan siendo derrotados en África..

El 12 de diciembre de 1941 Mussolini le declara la guerra a los Estados Unidos. En julio de 1943 las fuerzas de Inglaterra y Estados Unidos conquistan Sicilia, y pocos días después Roma es bombardeada por los aliados.

Últimos años

Tras sufrir varias derrotas, el Consejo Fascista ordenó su destitución, el 25 de julio de 1943, privándolo de libertad. Más tarde fue liberado por los alemanes, aunque su libertad fue efímera, pues al intentar huir junto a su amante a Suiza, fueron apresados y fusilados en manos de la resistencia italiana, muriendo el 28 de abril de 1945.

Legado

Durante la dictadura de Mussolini el pueblo de Italia perdió muchos derechos, entre estos el derecho a la protesta y a la huelga. En el ámbito de política exterior, dio rienda suelta a su movimiento expansionista.

Mussolini dejó desolación, desilusión y devastación, en un pueblo que quizás en un inicio llegó a confiar en él.

[Total:2    Promedio:4/5]


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *