Carlos Marx

Corta biografía resumida. Resumen de su vida.

Carlos Marx fue un filósofo alemán de ancestros judíos, cuyo nombre real era Karl Marx. Es reconocido como el principal ideólogo de la izquierda mundial, y creador de las estructuras comunes de los modernos sistemas socialistas y comunistas.

Nació en la ciudad prusiana de Tréveris (Trier), el 5 de mayo de 1818. Su padre, Herschel Mordechai, era un abogado propietario de viñedos, mientras que su madre, Henrietta Pressburg, se dedicaba a labores de hogar.

Primeros años

Probablemente la infancia y juventud de Marx hayan sido influidas por su relación con sus padres. Herschel fue un judío que se convirtió a la Iglesia Luterana, muy probablemente para poder ejercer como abogado, ya que los judíos tenían prohibidos los cargos públicos. Su madre, a pesar de ser muy esmerada, debía atender a los otros hijos.

carlos marx

El padre de Marx, a pesar de su conversión, era un ávido lector de los autores de La Ilustración. De este modo, el joven recibió influencias culturales bastante diversas. Durante sus estudios de bachillerato recibió algunas influencias de pensadores liberales, y en la universidad mostró interés en las ideas dialécticas de Hegel.

Acontecimientos destacados

A pesar de las instrucciones de su padre sobre la conveniencia de estudiar leyes, Marx se interesó más por la filosofía, y por cultivar actividades festivas. Este desinterés por su carrera, y las malas calificaciones, le hicieron moverse de la Universidad de Bonn a la de Berlín. Allí no le fue mejor como estudiante de derecho, pero le permitió dedicarse más a la filosofía. Decidió comprometerse con la joven baronesa Jenny von Westphalen, noviazgo que prosperó gracias a la buena relación de Marx con el padre de la muchacha, de tendencia liberal. Se casaron luego de siete años de compromiso.

La tendencia hacia el ateísmo en Marx se deja ver en su tesis doctoral, que no pudo presentar en la Universidad de Berlín. Comenzaron los días del periodismo, donde sus artículos dejaban ver una clara tendencia socialista y atea. Trabajó para algunos medios impresos que fueron eventualmente cerrados y proscritos por el gobierno. De esta época viene una de sus famosas frases que cataloga a las religiones como “el opio del pueblo”.

Luego se traslada a París, donde entablaría una sólida amistad con Friedrich Engels. Consiguió escribir artículos para un periódico comunista que se imprimía en París para el público alemán: Vorwärts! (¡Adelante!). Este periódico fue también cerrado, y Marx expulsado de Francia. Se trasladó a Bélgica, donde redactaría con Engels el Manifiesto del Partido Comunista, resumen de las bases de diversos partidos de tendencia comunista o socialista.

Acusado de financiar grupos armados en Bélgica, regresa brevemente a Francia, cuyo gobierno había cambiado, para luego desplazarse a Alemania. Nuevamente tendría problemas por sus escritos, y es acusado de conspirar para derrocar al gobierno. Tuvo que abandonar el país para ir a Francia, pero de allí también es expulsado. Decide entonces emigrar a Londres.

Cabe destacar que las actividades de Marx no le redituaban muchos beneficios económicos. Salvo una herencia que recibió durante su residencia en Bélgica, su familia pasaba muchos apuros en este sentido. Casi siempre dependían de la ayuda de Engels.

En Londres se dedica de lleno a la cuestión de la economía, y de cómo ella influye en el devenir político. Elabora un resumen histórico de cómo los diferentes sistemas políticos se han ido sustituyendo por causas económicas. También predecía que, inevitablemente, la clase obrera terminaría desplazando a la clase burguesa. Tales predicciones, junto con análisis de la forma en que se produce la riqueza y cómo se manejan los medios de producción, aparecen en una obra enorme llamada El Capital, de la que Marx publica sólo el primer volumen, y sigue trabajando en los dos siguientes.

Últimos años

Para la década de 1870, la capacidad de trabajo de Marx había declinado bastante. Desarrolló durante los primeros años de la década de 1880 algunas enfermedades respiratorias como la bronquitis, de la cual nunca llegó a recuperarse. El día 14 de marzo del año 1883 fallece víctima de una pleuritis. Su funeral y su sepelio fueron muy discretos.

Friedrich Engels se ocupó de publicar póstumamente los dos volúmenes restantes de El Capital.

Legado

Basándose en las simpatías políticas de Carlos Marx, en su Manifiesto Comunista y en El Capital, en diversos países se han establecido sistemas de gobierno de corte socialista, comunista, o de izquierda. Estas situaciones no han estado libres de controversia, dado que estos sistemas han tenido problemas de diversa índole. Por tanto, la discusión de la viabilidad de las ideas marxistas en la realidad, ha sido encarnizada. De lo que no cabe duda es que Marx es aún hoy una fuerte influencia en el pensamiento político, económico y social de gran parte del mundo.

[Total:2    Promedio:3.5/5]


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *