8 cosas que ver y hacer en Heidelberg

Heidelberg es una ciudad de Alemania situada junto al río Neckar, el cual desemboca en el famoso río Rin. Posee 160 mil habitantes y en ella se fundó la primera universidad alemana en el año 1386. El mes más frío es enero, con una temperatura promedio de 3 grados centígrados, y el mes más caliente es julio, con una temperatura promedio de 21 grados centígrados.

Como dato curioso, podemos mencionar que la evidencia de vida humana más antigua en Europa se encontró en Heidelberg: se trata de una mandíbula de Homo heidelbergensis del año 550 000 a. C. aproximadamente.

heidelberg

Esta ciudad europea posee mucha historia, y, por lo tanto, muchos lugares de interés que visitar, entre los que podemos mencionar los siguientes.

Castillo de Heidelberg

Heidelberg - castillo

Definitivamente no se puede partir de Heidelberg sin antes haber fotografiado el hermoso palacio o castillo de Heidelberg, construido antes del año 1214. El castillo puede ser visto desde varios puntos de la ciudad, pero un lugar desde donde vale la pena verlo, y desde donde podrás tomarle muy buenas fotografías y apreciarlo con claridad, es la plaza llamada Karlsplatz.

Ahora bien, para los más curiosos y aventureros que desean acceder al castillo (e incluso si quieren hacer un recorrido con un guía), deberán ir a la parte de atrás de Kornmarkt (una plaza), y desde allí podrán llegar al funicular que es utilizado para subir hasta el castillo. También tienes la opción de subir a pie por un sendero, aunque esto tomará un poco más. Una vez arriba podrás visitar el patio, la terraza, el interior y los alrededores del castillo; el Museo de la Farmacia, donde aprenderás sobre historia de la química; y podrás ver la Großes Fass, un curioso barril de vino gigantesco, que es el más grande del mundo. Este recorrido se puede realizar de 8:00 a.m. a 6:00 p.m., aunque a partir de las 5:30 p.m. ya no se puede subir.

Puente Carlos Teodoro

heidelberg - puente carlos teodoro

Este puente se llama así en honor al Elector Palatino Carlos Teodoro, quien ordenó su construcción en 1786. Anteriormente allí había otro puente, pero este fue destruido por una inundación. Para llegar a él deberás tomar la calle Steing, ubicada al norte de la plaza del Mercado, y a lo lejos verás la Puerta de Carlos, un arco que está donde comienza el puente. Algo curioso de este puente es una estatua de un mono de metal. Este peculiar mono está a la izquierda del puente y reemplaza a una estatua similar, pero de cristal, que solía estar allí. Esta estatua en realidad tiene un significado: el animal está sosteniendo un espejo para ver su reflejo, y nos muestra que antes de criticar a los demás, deberás verte en el espejo. Según la tradición, si tocas el mono gozarás de salud y regresarás a Heidelberg. Del otro lado del puente, hay estatuas en honor a Carlos Teodoro y a Atenea, diosa griega.

Altstadt

heidelberg - altstadt

Es un barrio que comprende el casco antiguo de la ciudad, cuenta con mercados, plazas, calles estrechas y, definitivamente deberás recorrer la calle principal: Hauptstrasse, aquí hay un montón de restaurantes, algunas con comida tradicional alemana; cafeterías; librerías y tiendas variadas. Mientras recorres todas estas calles llenas de sorpresas, podrás apreciar la arquitectura medieval.

Iglesia del Espíritu Santo o Heiliggeistkirche

heidelberg - heiliggeistkirche

Esta iglesia tiene estilo gótico y está ubicada en la plaza del Mercado. La iglesia fue restaurada a principios de los 2000, razón por la cual su interior está completo, en buen estado y, sobre todo, muy iluminado, con vidrieras que decoran esta importante iglesia romana, actualmente protestante. Puedes también subir a la torre de la iglesia que cuenta con treinta y ocho metros de altura para apreciar el panorama. Este lugar puede ser visitado los lunes y martes de 11:00 a.m. a 5 p.m., y los domingos y días festivos de 12:30 p.m. a 5 p.m.

Museo Kurpfälzisches

Este museo es bastante diverso, pues no es monotemático: posee pinturas, esculturas; así como restos arqueológicos relacionados con la historia de la humanidad. También hay amoblado de los siglos XVIII y XIX, ropa y cristalería antigua. Te enseñará mucho sobre el periodo romano, podrás ver incluso madera de un puente del siglo III y la réplica de la mandíbula del Homo heidelbergensis hallado en Heidelberg. El museo abre de martes a domingo de 10:00 a.m. a 6 p.m. y está ubicado en el Palais Morass.

Paseo de los Filósofos o Philosophenweg

heidelberg - philosophenweg

Se trata de un sendero que históricamente sólo era un camino que iba entre los viñedos, pero más tarde adquirió valor cuando importantes filósofos lo empezaron a recorrer para pensar y apreciar la ciudad. Hoy en día, muchos turistas lo visitan para fotografiar Heidelberg y entrar en contacto con la naturaleza. El sendero se ubica al norte del río Necker, puedes llegar en auto, taxi o a pie. Es completamente gratis y puedes ir las veinticuatro horas del día. En este camino también hay flores, así que recorrerlo en primavera es aún mejor.

Recorrer el río Neckar

heidelberg - neckar

Navegar por el río que atraviesa Heidelberg es una gran oportunidad para ver sus paisajes y, si lo deseas, tienes la opción de ir en un barco más grande para llegar hasta Neckarsteinach, un pueblo cercano con tan solo 3,872 habitantes, pero con muchas ruinas de castillos que valen la pena ver.

Probar comida tradicional alemana

Heidelberg tiene muchos buenos restaurantes con deliciosa comida. Un ejemplo es Schnitzelbank, que está en la calle Bauamtsgaße. Este restaurante es rústico y posee platos como cerdo asado, col, fideos de huevo y schnitzel, un plato de carne. Restaurant zur Herrenmühle es otra buena elección, con comida alemana y europea, algunos platos que te darán ganas de ir son: carpaccio, langosta mediterránea horneada y sopa de alcachofa de Jerusalén; el interior es rústico y acogedor, y también puedes comer en el jardín rodeado de flores. Si estás buscando probar comida inusual, tienes que ir a Scharff’s Schlossweinstube, podrás encontrar codorniz con paloma y perifollo, y anguila ahumada con rábanos y pepinos. Por último, también puedes visitar Zum Roten Ochsen si eres amante de la carne, aquí sirven filete, cerdo, salchichas, salmón y mucho más.

[Total:0    Promedio:0/5]


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *