Diferencias entre organismos autótrofos y organismos heterótrofos

Los organismos vivos se nutren o se alimentan según sus adaptaciones al medio ambiente, el tipo de estructuras morfológicas que presentan y su nivel de organización y funcionalidad. También es de relevancia el tipo de reino al que pertenecen: reino vegetal o reino animal, principalmente. Una parte de los seres vivos se alimentan o depredan a otros, que pueden ser tanto autótrofos como heterótrofos, y de este modo adquieren energías para sus funciones vitales.

Algunos otros no tienen adaptaciones medioambientales para cazar ni depredar a otros más pequeños, y entonces realizan síntesis de nutrientes a partir de elementos naturales, y las distribuyen a lo largo de su organismo. En otras palabras, fabrican sus propios alimentos, y en oportunidades éstos organismos son consumidos por otros, para que los mismos puedan realizar sus propias funciones metabólicas.

Cadena trófica

Animales y plantas requieren energía para cumplir sus funciones vitales como respirar, desplazarse o metabolizar. Algunos de éstos seres vivos pueden, según su adaptación, fabricarlos por sí mismos, pero otros requieren tomar esa energía de otros seres vivos. Según este concepto, los organismos autótrofos producen su propio alimento, pero los heterótrofos tendrán que depredar o consumir otros seres vivos, animales o vegetales, para realizar sus funciones vitales y metabólicas.

De este modo se produce en el medio ambiente una cadena de consumidores, que comienza por las plantas y termina por los depredadores mejor adaptados para cazar. Por ejemplo: un animal herbívoro consumirá plantas, pero éste a su vez, será consumido por un depredador con mejores habilidades para cazar y alimentar a sus manadas. Estos, al morir, serán consumidos por otros, y el resto se descompondrá producto de la acción bacteriana, e irá al suelo, de donde las plantas también adquieren nutrientes.

Esta cadena va descargando y produciendo el 10% de la energía vital en cada ser vivo, que pronto volverá a través de un ciclo energético consumo-producción a cada uno de ellos. Por tal motivo, se produce en el medio ambiente, y en organismos vivos, un flujo de energía.

Organismos autótrofos

Estos organismos han alcanzado mucho nivel evolutivo. Se trata principalmente del reino vegetal, algunas bacterias y otros organismos similares que realizan la función fotosintética a partir de agua, luz solar, dióxido de carbono para producir oxígeno y celulosa, que utilizan para nutrirse a sí mismas. El oxígeno es expulsado al aire y es el que respiran la mayoría de los seres vivos del reino animal en el planeta Tierra. Resulta importante señalar que algunas pequeñas plantas, bacterias, musgos o algas, sintetizan su propio alimento a partir de otros elementos, que pueden metabolizar y tomar del ambiente.

La fotosíntesis es el proceso mediante el cual las plantas o los organismos del reino vegetal fabrican sus propios nutrientes, este proceso se hace en dos fases: en presencia de luz solar y en ausencia de la misma. Entonces la denominamos quimiosíntesis, para darle continuidad al proceso de elaboración de nutrientes en horas de la noche.

diferencias entre autótrofos y heterótrofos

Organismos heterótrofos

Estos organismos, que también han alcanzado grandes niveles evolutivos y de diferenciación celular, no procesan sus propios nutrientes, sino que deben tomarlos de otros organismos que cazan o depredan, para así tener energía para sus funciones vitales: respirar, alimentarse y moverse de un lugar a otro, por ejemplo. Un herbívoro consumirá plantas, pero el animal herbívoro será consumido por otro animal mejor adaptado. Todos los organismos heterótrofos usan sus nutrientes para funciones metabólicas y químicas, usando la energía correspondiente de otros organismos.

Diferencias entre autótrofos y heterótrofos

● Los organismos autótrofos fabrican sus nutrientes por sí mismos, mientras que los heterótrofos los toman consumiendo a otros seres vivos.

● Los autótrofos realizan fotosíntesis y quimiosíntesis, los heterótrofos no.

● Los autótrofos no tienen adaptaciones para desplazarse de un lugar a otro, por lo que se nutren por sí mismos, mientras que los heterótrofos obtienen su energía de otros seres vivos porque pueden moverse para su búsqueda.

[Total:30    Promedio:4.6/5]


También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. EDITH dice:

    Que cheto me ayudo un monton😄😄😄📚

  2. Ezequiel dice:

    Esta Fino Gracias Macho que dios te lo bendiga xD

  3. diana dice:

    muchas gracias me sirvio para muchas cosas

  4. Matias dice:

    😃😎😋😶 me ayudo mucho gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *