El Elefante


Los elefantes: Grandes, pesados y veloces.

[Total:1    Promedio:5/5]

Los elefantes son los mamíferos terrestres más grandes, y a pesar de ser grandes y pesados, al momento de correr pueden alcanzar una velocidad cercana a los 40 km/h, nada mal si tomamos en cuenta que es una velocidad similar a la que alcanza un velocista de elite en la prueba de los 100 metros planos.

Características físicas

Pueden llegar a pesar hasta cerca de 7 toneladas (7000 kg) y alcanzar una altura cercana a los 4 metros, lo que lo favorece cuando es atacado por tigres, leones o perros salvajes.

Existen dos especies de elefantes: el elefante asiático y el elefante africano, y ambas especies tienen sus diferencias físicas, por ejemplo, el elefante asiático tiene las orejas pequeñas, si se comparan con su cabeza, mientras que el elefante africano es de orejas más grandes y redondeadas.

Entre los elefantes asiáticos, sólo los machos tienen colmillos; mientras que en los africanos, tanto el macho como la hembra desarrollan colmillos. De los dos, el africano tiene mayor tamaño y peso; mientras que el asiático es de menor peso y es más pequeño. Los elefantes asiáticos tienen cuatro uñas en sus extremidades posteriores; mientras que los africanos tienen sólo tres.

Algo que sí tienen en común todos los elefantes es la utilización que le dan a su trompa, les sirve de mano, brazo y nariz, con ella respiran, se alimentan, huelen, palpan y hasta emiten el característico sonido que tantas veces imitamos. Esta fuerte, pero flexible trompa, está compuesta de más de 10,000 músculos.

Los elefantes no sólo son grandes por fuera, sino también por dentro, y esto lo demuestran con su corazón, el que puede llegar a pesar 17 kg y su hígado, que pesa unos 36 kg. Además, su cuerpo almacena unos 500 litros de sangre.

Hábitat

El hábitat de los elefantes dependerá de la especie, el elefante asiático vive en la India, en los bosques de la región del sudeste asiático y en Nepal; y el elefante africano vive en distintas regiones del continente africano como Malí, África subsahariana y en las selvas tropicales de África central y occidental.

En África Occidental hay pequeñas manadas de elefantes y éstas están muy dispersas; mientras que en África central se pueden encontrar grandes poblaciones de estos mamíferos.

Los elefantes viven en zonas tropicales y subtropicales. A estos enormes mamíferos les gusta habitar distintos hábitats como praderas, pantanos, desiertos, bosques y sabanas. Los bosques anteriormente mencionados pueden ser de distintos tipos: bosques mixtos, bosques de hoja perenne y bosques caducifolios secos.

Alimentación

Hasta los 2 años, los elefantes se alimentan casi exclusivamente de la leche materna, luego de esto, se alimentan de frutos, ramas, raíces, pastos maduros, hojas, hierbas, enredaderas y hasta la corteza de los troncos, pudiendo llegar a consumir hasta 200 kg al día. Esta cantidad depende del tamaño del ejemplar. Para lograr esto, deben pasar la mayor parte del día comiendo, lo que puede llegar a ser hasta dieciocho horas.

Usualmente consiguen su comida a cualquier hora del día, menos en los momentos más calurosos. Para esto, el elefante utiliza ciertas técnicas. Sus colmillos, por ejemplo, son de gran ayuda para excavar y obtener sal y minerales, además, sirven para desprender corteza de los troncos de los árboles, lo cual constituye parte de su dieta. Otra técnica es pararse en sus patas traseras para poder conseguir alimento, frutas, por ejemplo, que se encuentra a gran altura en los árboles.


Reproducción

Las hembras alcanzan la madurez sexual a los catorce años y desde entonces empiezan a reproducirse. Los machos, en cambio, esperan a envejecer un poco para tratar de aparearse; ya que esto significaría enfrentarse con elefantes de mayor edad con los que no tendrían oportunidades. Por lo tanto, es usual que los machos se reproduzcan a los cuarenta o cincuenta años.

Durante el ritual de apareamiento, el macho frota sus orejas para esparcir su olor y atraer a las hembras para luego perseguirlas.

Las hembras paren una sola cría tras 24 meses de gestación. Los recién nacidos pesan unos 150 kg. y son ciegos; por lo que necesitan la ayuda de su madre para movilizarse. Estos consumen unos diez litros de leche al día.

Aunque las crías son destetadas entre los primeros 3 a 5 años, ellas pueden seguir mamando hasta los 10 años. Las crías que son machos, a los 13 años abandonan la manada, mientras que las crías hembras se quedan en la manada de su madre.

Información general

Por lo general, los elefantes machos viven solos, mientras que las hembras viven junto con los más pequeños formando manadas. Pueden vivir hasta cerca de los 80 años, e incluso llegar a los 90, aunque siempre los cazadores representan una gran amenaza para ellos, especialmente cuando el animal tiene colmillos.

Debido a las altas temperaturas de las zonas donde habitan, se les hace necesario refrescarse, por esto, es usual ver a los elefantes utilizar sus orejas como grandes abanicos y también lanzarse agua utilizando su propia trompa. También es común verlos revolcarse en el barro o lanzándose polvo y tierra encima, de esta manera se protegen de los insectos y de los rayos del sol, que pueden provocar la deshidratación de su piel.

Imágenes cortesía de: FreeDigitalPhotos.net

Los elefantes son animales muy inteligentes, probablemente por su enorme cerebro, y muy unidos cuando viven en manadas, las cuales pueden pasar los cien individuos. Estos transmiten una serie de sonidos que sirven para comunicar distintos mensajes, por ejemplo, que hay peligro cerca. Además, cuando un elefante es muy veterano y la hora de su muerte se aproxima, la manada se acomoda alrededor de él y lo acompaña hasta que fallece.

Los elefantes machos pueden entrar en lo que se denomina must, cuando sus niveles de testosterona aumentan hasta un sesenta por ciento, lo que los vuelve muy agresivos contra otros elefantes, e incluso humanos. Durante este periodo se suelen aislar hasta recuperar la cordura. Se puede reconocer a un elefante en este estado por una mancha negra que aparece a un costado de su cara. Esto; sin embargo, no está ligado con la época reproductiva e, incluso, la mayoría de las veces se da en invierno, lejos de esta época.

Dentro de los elefantes asiáticos, hay cuatro subespecies distintas: el elefante de Malasia, el elefante de India, el elefante de Sumatra y el elefante de Sri Lanka. Entre los elefantes africanos se distinguen tres subespecies: el elefante de selva, el elefante de sabana y el elefante de bosque.



15 comentarios en “El Elefante”

  1. Me ha encantado esta pagina es muy interesante,tambien me gustan mucho los elefantes y me hacia falta un poco de ayuda y aqui la encontre¡estoy en contra de los cazadores que matan a elefantes inofensivos!

  2. su pagina muy buena la verdad yo estaba buscando sus características por que voy a exponer y elegí el tema de los elefantes y ninguna pagina me lo daba y a qui lo encontré y cuando lo vi dije ¡por fin!

  3. Me encanta este bello animal, siempre sentí mucha atracción por ellos. Su fuerza, perseverancia, sabiduría y su instinto de mantener la unidad, me cautiva!! NO A LA CACERÍA DE ELEFANTES!!!

  4. tengo que hacer una exposición en clase, y escogi de te tema el elefante , y he visto bastante informacion sobre ellos ,me parce muy interesante poco a poco los voy apreciando. y en definitiva me disgusta muchisimo su caza -.-‘

Deja un comentario