El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde

El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde es una novela escrita por el prolífico autor británico Robert Louis Stevenson, y que publicó la casa Longman, Green & Co. en 1886. Junto con “La isla del tesoro”, es una de sus obras más conocidas y celebradas, a pesar de que en el principio sus ventas fueron modestas.

Algunos personajes principales

El personaje más notable es en realidad dual: el científico Henry Jekyll, que se transforma por medio de una poción en el malvado señor Hyde. Otro personaje principal es el abogado Gabriel John Utterson, investigador de los hechos que involucran a Jekyll y Hyde, contando con la ayuda de Richard Enfield. Otro personaje clave es el doctor Lanyon, personaje que muere al descubrir la verdad sobre Jekyll y su relación con Hyde. El mayordomo del doctor, Poole juega un importante papel al ayudar a desentrañar el misterio de ambos personajes.

Género de la obra

La novela El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde se ha ubicado, de acuerdo con varios analistas, en diversos géneros, aunque no es desacertado decir que cumple con todos ellos: terror gótico, dada la naturaleza a veces imprecisa de la amenaza que protagoniza el relato, y sobre todo, por la ambientación sombría y la naturaleza reservada de los personajes que intervienen. También se considera terror psicológico, ya que la novela explora la idea del desdoblamiento de la personalidad, y las posibles implicaciones terribles de ese fenómeno.

Esta novela también ha sido incluida en el género de ciencia ficción, por el detalle del uso de la química como vehículo para conseguir la transformación del personaje principal. Incluso se tocan aspectos sociales, en particular la famosa doble moral victoriana, en la que las personas debían mostrar en público, en especial durante el día, un comportamiento apegado a rígidas normas, en tanto que en privado, y sobre todo por las noches, muchas personas se entregaban a toda clase de placeres y excesos.

Resumen del libro El extraño caso del doctor Jekyll y el señor Hyde

La historia narra la investigación del abogado Utterson, interesado en resolver el enigma de la identidad de un personaje siniestro llamado Edward Hyde, y la extraña e insólita relación que parece tener con su viejo y respetable amigo, el doctor Henry Jekyll, científico que experimentaba con la posibilidad de desdoblar la psiquis humana en las dos partes que él creía que convivían en pugna: la pacífica y racional, y la parte irracional y violenta. Creía que al aislarlas, podría ser más fácil dominar a la segunda.

Los primeros contactos con Jekyll no le permiten sacar nada en claro al abogado, que recibe básicamente evasivas. Entretanto, los desmanes de Hyde lo han llevado incluso a asesinar personas. Hyde parece residir en una casa aledaña a la de Jekyll. En cierto momento de la historia, Jekyll desaparece, y Hyde aparece muerto en el laboratorio del doctor.

Es entonces cuando Utterson logra armar el rompecabezas que lo intrigaba, al encontrar y leer una serie de cartas, tanto de Jekyll, como de Lanyon, otro científico que había muerto en circunstancias misteriosas. Jekyll, fiel a sus investigaciones, había sido capaz de desarrollar un preparado que permitía que saliera a flote el lado violento de la personalidad, y tomase el control de la persona. Jekyll probó el brebaje en sí mismo, y el efecto no sólo ponía de manifiesto su lado perverso, sino también hacía que cambiase su aspecto físico: lo convertía en un personaje al que llamó Edward Hyde. El doctor Lanyon fue testigo en cierto momento de la transformación, como deja constancia en su carta, pero fallece posteriormente, al no ser capaz de soportar el horror de la misma.

Jekyll relata en sus cartas que contaba con un antídoto para revertir el efecto de la poción, pero Hyde se hacía cada vez más fuerte, y el efecto del antídoto era cada vez menor. Cuando el doctor decide dejar de tomar el preparado, cae en cuenta de que se transformaba en Hyde espontáneamente. Jekyll cae también en cuenta de que no será capaz de fabricar más antídoto, por la falta de un ingrediente esencial. Comprende entonces que en cuanto acabe el efecto de la última dosis de antídoto, se quedará convertido para siempre en Hyde. Redacta las cartas donde confiesa todo, y deja testamento. Hyde tendrá que enfrentar su destino: escapar si puede, o enfrentar la ejecución. Cuando Utterson y Poole entran al laboratorio, encuentran el cuerpo de Hyde, que se ha suicidado con cianuro.

[Total:4    Promedio:5/5]


También te podría gustar...

1 respuesta

  1. S. Rafael Vela Camarillo dice:

    Muchas gracias, muy útil para mi tarea

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *