El Hipopótamo

[Total:0    Promedio:0/5]

Existen dos especies de hipopótamos, el hipopótamo y el hipopótamo pigmeo. Estos mamíferos pasan los días descansando en el agua, en manadas de hasta 40 individuos, y en la noche salen a pastar durante unas 6 horas.

Características físicas

El hipopótamo mide alrededor de 4,20 metros de largo y 1,50 metros de alto, llegando a pesar 2 toneladas. Mientras que el hipopótamo pigmeo mide de largo 2 metros y de alto 90 centímetros, y alcanza un peso de unos 250 Kg.

Otra característica muy particular es su piel, la cual es muy rugosa y gruesa, y a pesar de eso, tienen una capa muy delgada de epidermis, que se seca y se agrieta rápidamente si están expuestos al sol. Por eso necesitan pasar el día en el agua.

Las dos especies de hipopótamos tienen la cabeza grande y el cuerpo en forma de barril, sus patas son anchas y muy cortas, las cuales tienen dos dedos. Sus orejas son pequeñas, sus mandíbulas se articulan en forma sorprendente, pudiéndose abrir 150 grados. Tienen grandes dientes y los machos los usan en sus peleas.

Sus ojos, orejas y orificios nasales están colocados en una posición favorable para que cuando el hipopótamo sumerja su cuerpo en el agua, estos queden fuera del agua y pueda observar, oír y percibir lo que pasa sobre la superficie del agua.

Alimentación

El hipopótamo se alimenta de pasto corto principalmente, puede recorrer un par de kilómetros en búsqueda de este. También se puede alimentar de brotes. Evitan las hierbas gruesas porque son difíciles de digerir. A pesar de que pasa bastante tiempo en el agua, sólo come plantas acuáticas cuando no le queda otra opción; es decir, cuando las demás plantas escasean.

En raras ocasiones, los hipopótamos recurren al canibalismo. Ya que no son capaces de cazar, se alimentan de cadáveres de otros hipopótamos. Se cree que esto ocurre cuando necesitan de ciertos nutrientes. También, cuando el alimento escasea, se alimentan de carroña y algunos animales pequeños.

La alimentación del hipopótamo pigmeo se basa en raíces, plantas, hojas, helechos y frutos que se caen al suelo, pero también se sostienen en sus patas traseras para alcanzar comida en los árboles. No suelen comer plantas acuáticas tan a menudo.

Los hipopótamos, a pesar de su tamaño, no necesitan tanta comida, ya que al pasar tanto tiempo en el agua, no gastan mucha energía. Comen entre 35 y 45 kg de comida diariamente, aunque suene mucho, si lo comparamos con su peso, realmente es poco.

Hábitat

El hipopótamo común habita la parte oeste y central de África. Se puede encontrar en países como Mozambique, Botsuana, República Centroafricana, Suazilandia, Togo, República del Congo, Chad, Ghana, Uganda, Tanzania, Malawi, Zambia, Eritrea, Kenia, Burkina Faso, Senegal, Gambia, Ruanda, Sudáfrica, Sudán y Camerún.

Viven en ríos, arroyos o lagos de aguas poco profundas donde puedan caminar, en vez de nadar, en grupos que pueden llegar a ser muy pequeños, con tan sólo cinco integrantes, o muy grandes, llegando a los treinta miembros.

El hipopótamo pigmeo; por otro lado, habita la región este del continente africano, en países como Sierra Leona, Liberia, Guinea y Costa de Marfil. Prefiere los pantanos con aguas turbias, los bosques húmedos, las zonas cercanas a arroyos y se puede decir que prefieren áreas con mucha vegetación. La profundidad del agua no les molesta. Son menos sociables; por este motivo no se encuentran en grupos. Se los puede encontrar viviendo en pareja o de modo solitario.

Reproducción

Las hembras alcanzan su madurez sexual a los 4 años aproximadamente, mientras que los machos lo hacen a los 7 años aproximadamente. Las hembras tienen un período de gestación de 33 a 34 semanas y paren una sola cría cada dos años. Las crías al nacer pesan alrededor de 40 kilogramos y son amamantadas los primeros 8 meses de vida. Estos increíbles animales paren y amamantan a sus crías bajo el agua. Después de seis meses, la cría deja de tomar leche materna.

Cuando un macho invade el territorio de otro macho en temporada de apareamiento, se dan peleas que incluyen ruidos y salpicaduras. Sin embargo, a veces un hipopótamo marca el costado del otro al clavarle sus dientes, dejando heridas que pueden llevar a la muerte. Los machos, para marcar territorio, se miran fijamente para luego voltearse y lanzar heces y orina.

Información general

Su longevidad en cautiverio es un poco más larga que en su hábitat natural. En cautiverio alcanza un promedio de cincuenta años; mientras que en su hábitat natural vive unos cuarenta años.

Los hipopótamos no tienen glándulas sudoríparas, por lo que necesitan mantener su cuerpo húmedo, para poder refrescarse.

Son excelentes nadadores. Pueden estar hasta 5 minutos bajo el agua sin salir a respirar. Sus orejas y su nariz se cierran cuando permanecen bajo el agua, y aunque estén bajo ella, pueden ver y oír.

Los hipopótamos secretan una sustancia roja que dio origen al mito de que estos mamíferos sudaban sangre. En realidad, este líquido rojo actúa como un protector solar y humecta la piel, además de proteger a los hipopótamos contra los gérmenes.

A pesar de su gran tamaño, estos mamíferos deben cuidarse de ciertos depredadores, especialmente las crías y los hipopótamos jóvenes. En el agua, el mayor peligro son los cocodrilos, quienes intentan cazar hipopótamos cuando están desesperados por comida, siendo cuidadosos porque las madres de las crías atacarán a los cocodrilos e incluso pueden llegar a matarlos si estas se dan cuenta que están atacando a sus crías. Cuando los hipopótamos se encuentran a orillas del agua, los cocodrilos también representan un peligro.

Ahora bien, una vez totalmente fuera del agua, los leones, perros salvajes y hienas se convierten en sus depredadores. Cuando un hipopótamo sin un grupo que lo respalde o una madre con una cría merodea fuera del agua, difícilmente saldrán vivos ante el ataque de un león. En el caso de las hienas, dos son suficientes para derrotar a un hipopótamo, estos animales los debilitan lentamente y empiezan a comer al hipopótamo mientras éste aún está vivo.



2 comentarios en “El Hipopótamo”

Deja un comentario