El Intestino Delgado

[Total:4    Promedio:4.5/5]

El intestino delgado es un órgano de las vías digestivas que constituye un cordón fino que está seccionado en tres partes. Viene seguido del estómago, específicamente del duodeno, y en la digestión el rol que predomina es el de absorción de nutrientes al organismo; además de ello, funciona como barrera al paso de algunas sustancias o alimentos que se procesan allí, y posee un rol inmunitario. Es un órgano con gran capacidad de asimilación de sustancias que posteriormente pasarán a la sangre.

El intestino delgado es el órgano del sistema digestivo que da continuidad y que une el duodeno con el intestino grueso. Es el órgano de asimilación de nutrientes, hace función de filtro o barrera, y ofrece inmunidad al cuerpo. En su interior ocurren procesos metabólicos destinados a la absorción de nutrientes aptos para ser asimilados por el organismo. Este órgano, tipo cordón, es delgado, aunque también es una cavidad de pequeño grosor. En importante señalar que el intestino delgado sufre cambios celulares cada 5 días, por lo que su mucosa es sustituida.

Ubicación

El intestino delgado está ubicado inmediatamente después del duodeno, que deriva del estómago y termina en el inicio del intestino grueso, además de que cuenta con tres secciones.

Funciones

La función principal del intestino delgado es la absorción de nutrientes extraídos de los alimentos a través de muy pequeñas estructuras llamadas vellos intestinales. Este proceso de absorción depende en gran medida del contacto con alimentos que tengan nutrientes que puedan ser extraídos, y que puedan atravesar la barrera del intestino delgado, y que posteriormente pasarán a la linfa, y de allí a cada tejido del organismo que requiera nutrición.

El fenómeno de absorción se ve mejorado gracias a la anatomía interior del intestino, que puede procesar mayor capacidad de alimentos para extraer nutrientes, con ayuda de los movimientos musculares peristálticos, es por ello que tanto la capacidad de los vellos de absorción, más la longitud del intestino, facilitan el proceso digestivo de la absorción. La absorción es el proceso siguiente de la digestión estomacal, y dentro del intestino delgado el bolo alimentario se transforma en una masa llamada quilo.

Partes

  • El duodeno: es la primera porción del intestino delgado, que está situado entre el estómago y el yeyuno. Se observa como un tubo delgado de apariencia articulada de unos 25 a 38 cm, que se puede notar enrollado y curvo debido a que pasa al lado de la parte superior del páncreas. Esta sección de intestino se encarga de disgregar los alimentos.
  • El yeyuno: esta sección es la intermedia entre el duodeno y el íleon, con una longitud superior al duodeno, de entre 2 a 3 metros. Las paredes del yeyuno están recubiertas de una capa con grandes cantidades de vellosidades intestinales, que son las encargadas de absorber los nutrientes. Posteriormente los nutrientes extraídos pasarán a la linfa y de allí a órganos y tejidos que requieran la nutrición para llevar a cabo diversas funciones metabólicas y orgánicas en general.
  • Íleon: en último lugar está la parte final de intestino delgado, que se une al intestino grueso, con una longitud aproximada de 3 a 4 metros, con cierta cobertura de vellosidades intestinales que pueden absorber los nutrientes que el yeyuno no absorbió por razones anatómicas y fisiológicas. La etapa de absorción también puede ocurrir en el íleon cuando hay nutrientes que no han sido absorbidos, como por ejemplo algunas vitaminas del complejo B, péptidos o algunos aminoácidos, o posiblemente algunos jugos biliares.

 

Funcionamiento

La peristáltica funciona a lo largo del intestino delgado igual que en otras partes del tubo o de las vías digestivas. Los alimentos una vez que han cruzado la barrera del estómago comienzan a ser procesados en el yeyuno, y comienza a formarse el quimo, y a expandirse por todo lo largo del intestino. Gracias a los movimientos, el quimo en el yeyuno pasa a transformase en quilo, y de esta masa es absorbida toda o gran parte de las sustancias nutritivas para los tejidos y células del cuerpo, lo mismo ocurre cuando el quilo es pasado al íleon, porción del intestino que también posee tejido velloso que absorbe algunos nutrientes que no han sido absorbidos; y así es como finaliza la absorción y comienza la eliminación en otra porción de las vías digestivas.


Intestino Delgado

Características físicas

El intestino delgado es un largo tubo de función digestiva que tiene entre 5 y 8 metros de longitud. De aspecto blanquecino y rosado, y enrollado, lo que le da acomodo dentro de la zona abdominal, y buena distribución, además de facilitar anatómicamente las funciones.

Enfermedades

El intestino delgado puede presentar algunas enfermedades que impiden su buen funcionamiento, entre ellas podemos mencionar:

  • Enfermedad celiaca: es una enfermedad del intestino que tiene que ver con la mala absorción de algunos nutrientes o sustancias como el trigo, lo que no permite que los mismos sean digeridos correctamente, lo que genera dispepsias continuas, o bien diarreas, por el consumo de estas sustancias contenidas en los alimentos.
  • Enfermedad de Crohn: es una enfermedad que genera pequeñas úlceras a lo largo del intestino delgado e incluso en el grueso, que genera mucho dolor y mal funcionamiento del mismo.
  • Infecciones: generalmente de orden viral o bacteriano, pudiendo ser controladas a través de antibióticos o sustitutivos de flora bacteriana que colaboran con la digestión.
  • Obstrucción a nivel del intestino delgado: se trata de una falla funcional del intestino en donde los alimentos o nutrientes no avanzan por el tubo digestivo, por lo que las personas no pueden eliminar desechos, que terminan por intoxicar o generar una emergencia gastrointestinal.
  • Úlceras: la más común es la duodenal, y ocurre por una hiperacidez de jugos gástricos provenientes del estómago, que pueden ser generadas por gastritis o por alimentación muy condimentada o ácida, o por el consumo de algunos alimentos como los cítricos, entre otros, que generan ácidos en el estómago.

 

Información general

Una de la partes de las vías digestivas que es de suma importancia es el intestino delgado, dentro del mismo se realiza una de las funciones más complejas que hace posible que todos los nutrientes pasen a la sangre y los organismos puedan estar nutridos con lo que esencialmente necesitan para llevar a cabo sus funciones.

El mecanismo de absorción es el más importante en toda la vía digestiva, y para eso están anatómicamente diseñadas las vellosidades intestinales, que poseen células muy especializadas para llevar a cabo este filtro de sustancias que más tarde llegarán a la sangre.



2 comentarios en “El Intestino Delgado”

Deja un comentario