El Ojo

El ojo es el órgano sensorial de la vista, de forma oval, posee una membrana protectora conformada por algunas capas que envuelven unos líquidos y humores. Está incrustado en el cerebro bajo el hueso frontal.

El ojo capta y reproduce las imágenes a través de células altamente especializadas, actuando como una cámara fotográfica. Es capaz de producir una imagen en el fondo idéntica a la que percibe. El órgano sensorial se ayuda y se conecta al nervio óptico, y junto a la retina, permite la capacidad de la visión.

El ojo es capaz de producir vibraciones electromagnéticas de luz por orden de un impulso nervioso de recepción denominado foto receptor, y es el único órgano que tiene este tipo de receptor. Por lo tanto, el ojo permite la visión de los cambios ambientales, forma, tamaño, color, posición y espacio, es un órgano altamente especializado, sensorial y uno de los más evolucionados. No posee visión nocturna, aunque puede adaptarse a cierto nivel de oscuridad.

Funciones

La principal función del ojo es la reproducción de imágenes tal y como están en el medio externo. Actúa con un mecanismo similar a la cámara fotográfica, pero biológicamente depende de estímulos e impulsos nerviosos que hacen que las imágenes sean reproducidas. Su función es la de la visión y es sensorial.

Ubicación

El ojo está ubicado en la cavidad orbitaria, parte frontal de la cara, bajo el hueso frontal de forma bilateral (dos órganos), protegido por membranas que cubren esa cavidad orbital.

Características físicas

El ojo es un globo ovoide, casi esférico, con varias membranas más o menos blandas, que protegen a una masa viscosa, que contiene células sensoriales, o foto receptores de colores y luz. Es de color blanco, con el iris de diferentes colores, de acuerdo al fenotipo que corresponde a cada persona.

Funcionamiento

El ojo funciona como una cámara de fotografías, sólo que en este caso las membranas son biológicas. A continuación haremos una breve explicación del funcionamiento del ojo.

La luz pasa a través de la córnea y llega hasta la estructura de la pupila, la cual se contrae o se dilata para enfocar la imagen, según la intensidad de la luz que haya penetrado, luego el cristalino termina por proyectar la imagen ya enfocada en la retina, en donde se forma una imagen invertida, pero nítida. La luz estimula lo conos y los bastones, que realizan la transformación de la información en impulsos nerviosos, esta electricidad es llevada al cerebro a través de nervio óptico.

ojosPartes

El globo ocular posee varias estructuras que hacen posible la captación de la luz y la transformación electromagnética de ella a imágenes que observamos, las parte son:

La córnea: Es una membrana sin color, resistente, que protege capas más profundas del globo ocular, como el iris, el cristalino y la pupila. La córnea permite el paso de la luz al interior del ojo.

La pupila: Actúa como el cierre de la cámara y es quien regula la cantidad de luz que penetra en el globo ocular. En cierto modo también tiene función reguladora de luz y protectora de las capas más internas del ojo.

El iris: Es una fina membrana de color que permite regular la contracción o dilatación de la pupila. Posee fibras nerviosas que regulan las contracciones y dilataciones de la pupila.

El cristalino: Es una estructura membranosa en forma de lente, de tipo biconvexo, que se encuentra ubicado detrás del iris. La función del cristalino es enfocar, y por ello debe tener cierta flexibilidad para lograr enfocar las diversas distancias visuales, mediante un proceso denominado de acomodación.

El humor vítreo: Es básicamente un líquido viscoso que se encuentra ubicado entre el cristalino y la retina, y que le da la forma al ojo para lograr que el globo tenga una textura lisa y plana, para que así la retina capte las imágenes de mayor claridad y nitidez.

La mácula: La mácula de la retina es una estructura que permite especializar una visión fina de los detalles pequeños, tales como leer letras chicas, trabajar con agujas o identificar objetos de muy pequeño tamaño.

La retina: Es una estructura del ojo sensible a la luz, situada en la superficie interior del ojo. En ella se proyecta la imagen como si fuera una cámara, y la imagen que allí se proyecta es enviada directo al nervio óptico, con el fin de producir la visión de la serie de imágenes correspondientes.

El nervio óptico: Es el nervio sensorial de la visión, que tiene la función de trasmitir la información y señales visuales al cerebro.

Esclerótica: Es una membrana muy resistente que forma la capa exterior del globo ocular, dándole el color blanco al mismo.

Coroides: Es una membrana oscura, compuesta por vasos sanguíneos y tejido conectivo, ubicada entre la esclerótica y la retina.

Conos: Son células receptoras que se encuentran en la retina y que tienen la función de la visión del color. Existen tres tipos de conos, los que captan el azul, el rojo y el verde.

Bastones: Son células receptoras de la retina que tienen como función producir la visión en condiciones de baja iluminación.


Enfermedades

Entre las enfermedades que pueden afectar al ojo podemos mencionar las siguientes:

Retinopatías: Son enfermedades en donde la retina se debilita, o no cumple su función eficientemente, es disfuncional o se ha perdido parcialmente la visión. Algunas veces es secundaria a otras enfermedades, como por ejemplo, la diabetes o las enfermedades vasculares afectadas por la hipertensión arterial.

Glaucoma: Se produce una lesión el nervio óptico debido a la presión dentro del ojo.

Cataratas: Son formaciones más o menos viscosas en el cristalino, que impiden la claridad y nitidez en la visión. En la mayoría de los casos hay que removerla de forma quirúrgica.

Mácula: Es una enfermedad que impide a las personas que la padecen enfocar bien, esta función la tienen deficiente o casi nula, se pierde prácticamente la capacidad para enfocar.

Conjuntivitis: Es una enfermedad infecciosa, generada por un virus que afecta una membrana delgada protectora del globo ocular, y que irrita e inflama dicha membrana.

 

Información general

Uno de los órganos más complejos es el ojo humano, la forma en que se perciben las imágenes es un mecanismo complejo que inspiró el mecanismo básico de la cámara fotográfica, y su estudio se encuentra biotecnológicamente muy avanzado.

La corrección quirúrgica y con lentes de implante, han sido la solución para muchos problemas congénitos de visión que han sido corregidos a través de la medicina especializada. Hoy en día es posible corregir ciertos defectos en la visión, gracias a implantes modernos que permiten corregir defectos congénitos como miopía, hipermetropía, astigmatismo e incluso algunos problemas congénitos mixtos.

[Total:2    Promedio:5/5]


También te podría gustar...

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *