Gato Europeo de Pelo Corto

[Total:0    Promedio:0/5]

Se dice que el gato europeo de pelo corto fue domesticado por los antiguos egipcios en el año dos mil antes de cristo, y si esto es verdad, estamos frente a una raza de gatos muy antigua.

Se estima que fue llevado a Norteamérica en el Mayflower, el barco que transportó a los peregrinos desde Inglaterra hasta Estados Unidos en 1620. Fueron llevados para intentar disminuir la cantidad de roedores, ya que son buenos para la caza. Aún bien alimentado, a este gato le encanta cazar, incluso puede pasar alrededor de seis horas diarias cazando, sin importar si es de día o de noche.

El gato europeo de pelo corto es el gato más popular de todo el mundo, contando solo los que hay en Estados Unidos, habría más de ochenta y cinco millones, y contando a los de todo el mundo, superarían los seiscientos millones.

Estos gatos son muy robustos, pesando entre tres y siete kilos, y son excelentes mascotas familiares. Viene en una gran variedad de colores, tamaños y apariencias, además se dice que es el equivalente al perro mestizo peludo. Pueden tener distintos caracteres, algunos son curiosos, otros más tranquilos y relajados.

Este gato tiene una excelente visión nocturna, pudiendo ver seis veces mejor que los seres humanos, además, tiene características que lo diferencian del resto de los gatos, como por ejemplo, sus cuerpos llenos de músculos y muy resistentes, y su cabeza y patas redondeadas.

Pero hay que tomar en cuenta que aunque son independientes, siempre se recomienda que mejor vivan en el interior, para así evitar peligros, como por ejemplo, el hacer contacto con bacterias y depredadores, o sufrir algún tipo de accidente.

Estos gatos pueden padecer de algunas enfermedades como la leucemia felina, la cual es bastante común entre los gatos, y es uno de los principales factores que acortan el tiempo de vida. Pero a pesar de esto, son animales muy saludables.

Al gato europeo de pelo corto no le podemos dar cualquier alimento, ya que los alimentos o medicamentos amargos no le gustan, y puede ponerse muy molesto, incluso puede terminar echando espuma por la boca.

Sobre su pelaje, no requieren de cepillados constantes. Un cepillado cada semana bastará para que su pelaje se vea bien. Además, ellos mismos se lavan con la lengua, por lo que siempre están bastante aseados.



Deja un comentario