Guerra de Reforma o Guerra de los Tres Años

Resumen, causas y consecuencias.

La Guerra de Reforma o Guerra de los Tres Años fue un conflicto civil que tuvo lugar en México durante un lapso de tres años, desde el 17 de diciembre de 1857 hasta el 1° de enero de 1861, enfrentando a liberales contra conservadores.

Antecedentes

Para la década de 1850, había sido derrocado Antonio López de Santa Anna, que había establecido una suerte de presidencia vitalicia desde la pasada Guerra de Los Pasteles. El gobierno en ejercicio, de tendencia política liberal, empezó a promulgar algunas leyes que tendían a reducir sustancialmente el poder y la injerencia de la Iglesia y los militares en los asuntos políticos de la nación. Tales leyes se conocieron como Leyes de Reforma. En 1857 se promulgó una nueva Constitución, que consagraba la separación entre la Iglesia y el Estado.

Protagonistas

Sin duda el principal protagonista de estos eventos fue Benito Juárez, que había sido gobernador de Oaxaca, y para el momento del conflicto era presidente de la Corte Suprema de Justicia. También tuvo protagonismo Ignacio Comonfort, presidente de la República.

Causas

En 1857, el presidente Comonfort se confabuló con el general conservador Félix Zuloaga, que había develado el llamado Plan de Tacubaya, que planteaba un golpe de estado del gobierno contra sí mismo, manteniendo a Comonfort en la Presidencia y derogando la Constitución de 1857. La nueva constitución pretendía restituir a los militares y a la Iglesia los privilegios que habían perdido con las Leyes de Reforma. A Juárez se le requirió para que se sumase al golpe, pero se negó por lo cual fue apresado.

Desarrollo de los acontecimientos

Comonfort se había adherido en principio al golpe de los conservadores, pero al darse cuenta de la pretensión golpista de derogar las Leyes de Reforma, se negó a tal pretensión. Intentó sofocar el conflicto excarcelando a Juárez, pero ya el país estaba demasiado polarizado, y la guerra en pleno desarrollo. Comonfort huyó del país.

Juárez asumió provisionalmente en Guanajuato, mientras que Zuloaga usurpaba la presidencia en Ciudad de México. Las hostilidades entre liberales y conservadores recrudecían, con los liberales llevando la peor parte, debido a que los conservadores contaban de su lado con el ejército regular. Juárez tuvo que trasladar la Presidencia de ciudad en ciudad a medida que los liberales sufrían derrota tras derrota. Su última locación fue el puerto de Veracruz, desde donde promulgó definitivamente las Leyes de Reforma.

El gobierno en Veracruz tuvo que soportar varios intentos de toma, donde los conservadores habían logrado una alianza con la Corona Española, que daría apoyo militar a cambio de la instauración de una monarquía en México, gobernada por un español. Sin embargo los liberales también celebraron un tratado con los Estados Unidos, que darían también apoyo militar a cambio de privilegios en el paso a México de mercancías y personas.

guerra de reforma

Esto ayudó a repeler los intentos de toma de Veracruz que llevaron a cabo los conservadores, que además estaban dando muestras cada vez más evidente de deterioro, mientras que los liberales más bien se habían estado fortaleciendo. Se ha cuestionado severamente la ética de estos acuerdos, tanto el de los liberales como el de los conservadores, en el sentido de que comprometían en la opinión de muchos historiadores la soberanía de Mexico.

El 22 de diciembre de 1860 tuvo lugar lo último en esta guerra: la Batalla de Calpulalpan, donde los liberales someterían a los conservadores. El 1° de enero de 1861, Benio Juárez entró vencedor en Ciudad de México. Había concluido la Guerra de Reforma.

Acontecimientos posteriores

Los conservadores, derrotados pero no desaparecidos, celebraron un acuerdo con Francia, otorgándoles concesiones mineras a cambio de apoyo militar. De este modo derrocaron a Juárez para instaurar el Segundo Imperio Mexicano, gobernado por un europeo. Dicho imperio duraría hasta 1867.

[Total: 1   Promedio: 5/5]


También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. Carlos Leonardo dice:

    gracias me ayudo gracias maldita cuarentena

  2. Leopoldo Garza Charles dice:

    Les faltó comentar el descarado apoyo de EU a los liberales en la batalla de Antón Lizardo…

  3. estella dice:

    Gracias, me fue de gran utilidad.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *