Jane Eyre

Jane Eyre es una novela inglesa, escrita por Charlotte Brontë, usando el seudónimo “Currer Bell”. Su primera edición se publicó en tres volúmenes en 1847, por la casa editorial Smith, Elder & Co. de Cornhill, Londres. El título original añadía: “Una autobiografía”, lo cual puede significar el hecho de que la protagonista cuenta un resumen de su vida a una familia que le da cobijo; pero también puede referirse a que la novela pueda ser reflejo de un episodio de la vida amorosa de la autora. Ha sido ampliamente traducida, y ha visto numerosas adaptaciones en cine, radio, teatro y televisión.

Algunos personajes principales

Los personajes centrales en Jane Eyre están bien definidos: la institutriz Jane Eyre, y su patrón Edward Rochester. Algunos otros personajes tienen influencia clave en el destino de Jane, como su tío materno Reed, los hermanos Rivers, primos maternos, o la señorita Temple, a la que llega a tener en gran estima. Un personaje misterioso en Bertha Mason, cuidada por la criada Grace Poole.

Género de la obra

En un análisis global, la primera impresión es que Jane Eyre se trata de una novela romántica, enmarcada en el campestre ambiente victoriano que le tocó vivir a la autora. Pero tiene detalles que han hecho que algunas personas la clasifiquen como una de las primeras novelas feministas, dada la fuerza de carácter de la protagonista y su determinación para tomar las riendas de su propia vida. En el ambiente puritano en que fue publicada, no estuvo libre de polémica, si bien tuvo un éxito indiscutible.

Resumen del libro Jane Eyre

Jane Eyre es presentada como una jovencita huérfana que está bajo el cuidado de su tío Reed, pero cuando éste fallece, debe sufrir los malos tratos de su tía política. Enviada a Lowood, una escuela para huérfanas, encuentra el contraste entre la severidad del tesorero Brocklehurst, y el afecto de la señorita Temple. Allí Jane se educa y consigue su primer trabajo, instruyendo a otras jóvenes.

Luego de un tiempo en Lowood, Jane busca otra clase de trabajo, y consigue colocarse con un mejor salario en la mansión Thornfield, a las órdenes del ama de llaves, la señora Fairfax. Se da cuenta de que en aquella casa hay un misterio, reflejado en una eventual risa siniestra que proviene del tercer piso. Sin embargo, se dedica a sus labores de institutriz de la niña Adèle Varens. No tarda en conocer a Edward Rochester, dueño de casa, encontrando que es un hombre tan reservado y misterioso como el lugar donde vive. Jane se gana poco a poco la confianza de su patrón.

Posteriormente, Rochester lleva a casa a una joven llamada Blanche Ingram, a la que presenta como su prometida. Jane cae en cuenta de que se ha enamorado de su patrón. Poco antes de la boda, Jane le deja ver a Rochester sus sentimientos, y allí él confiesa que su “compromiso” con Blanche había sido un ardid para provocarle celos y verificar si estaba enamorada. Edward le propone matrimonio.

La boda es interrumpida a último momento por el hermano de una mujer llamada Bertha Mason, que asegura que Rochester está casado con ella, y la mantiene encerrada en el tercer piso de su mansión. La mujer sufre severos trastornos mentales, y es la razón por la que se oyen gritos y risas escalofriantes en la casa. Rochester le da a Jane una explicación, que aunque ella encuentra convincente, no le permite faltar a sus principios, por lo que abandona la casa a hurtadillas.

Jane escapa a otro pueblo, en el que pasa cuatro días casi sin dinero, sin poder comer. Es acogida en la casa de los hermanos Rivers: Saint John y sus hermanas Mary y Diana. Jane cuenta su historia, pero sin revelar su verdadero nombre. Poco después consigue trabajar como maestra para las hijas de los campesinos locales. De modo imprevisto, los hermanos Rivers averiguan la identidad real de Jane, además de que es prima de ellos, y heredera de la fortuna de un tío paterno. Jane decide compartir con sus primos la herencia.

Jane también se entera de que Bertha Mason ha muerto en un incendio que provocó en la mansión Thornfield, en el que Edward Rochester ha resultado con heridas permanentes. La historia termina con la pareja haciendo realidad su amor.



También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *