Julio Cortázar

Corta biografía resumida. Resumen de su vida.

Julio Cortázar fue un escritor argentino-francés, destacable por sus relatos de corte fantástico. Nació en Bruselas, Bélgica, el 26 de agosto de 1914. Su padre, Julio José Cortázar, era agregado comercial en la embajada de Francia en Bruselas. El nombre de su madre era María Emilia Descotte.

Primeros años

Cortázar vivió sus primeros años en España y Suiza. Más adelante regresaría con sus padres a Argentina. El temprano abandono de su padre y su tendencia a enfermarse, probablemente influyeron en su carácter reservado, y en que no recordara aquella como una época feliz. Desarrolló en la niñez una afición enorme por la lectura. Ya en esa época mostraba inclinación hacia la literatura.

Se formó como maestro, y aunque comenzó estudios de filosofía, no los continuó por razones económicas. Se dedicó a la enseñanza, apartando tiempo para escribir y leer. Su primera producción literaria, principalmente cuentos, es producto de estos años. Sin embargo, sus primeras obras no tuvieron una acogida favorable sino hasta años después.

El ambiente político de su país, bajo el gobierno de Perón, termina desagradándole, por lo cual decide radicarse en París.

Acontecimientos destacados

Fuera de Argentina contrae matrimonio. Tuvo relaciones maritales con tres mujeres, pero estuvo casado en dos oportunidades. En su vejez, volvió con su primera esposa.

Trabajó como traductor, demostrando un talento excepcional en esta actividad. Posteriormente escribió su obra más conocida: “Rayuela“. Esta se considera en la actualidad como una obra imprescindible de la literatura latinoamericana, inscrita dentro del fenómeno literario de los años 1960’s, conocido como “boom latinoamericano”. También es muy conocida su obra “Historias de cronopios y famas”, la cual está escrita en tono poético. Estos son años en los que Julio Cortázar logra mucho reconocimiento.

En lo político, fue crítico en general con los diversos eventos que vivió Latinoamérica, tanto las dictaduras militares, como las revoluciones de tendencia popular. En sus declaraciones sobre el tema político, no parecía sentir predilección por alguna de las tendencias que han predominado en el último siglo.

Últimos años

A pesar de no haber sido un fuerte activista político, su posición crítica hizo que fuera mal visto por la dictadura argentina, que incluso le instruyó un expediente. Cortázar había salido de Argentina por su desencanto con el peronismo, pero fue la dictadura militar la que impidió que volviera de visita a su país hasta 1983, cuando se restituye la democracia. A pesar de todo, los lectores y el público en general le dan un muy cálido recibimiento, aunque las autoridades gubernamentales no toman demasiado en cuenta al escritor. Poco después, Francia le otorga la nacionalidad a Cortázar.

Para ese entonces, su salud se hallaba bastante resentida; de acuerdo con algunas fuentes, había contraído el VIH, y desarrollado el Síndrome de Inmunodeficiencia Adquirida (SIDA), y su estado anímico no era el mejor. Acababa de enviudar, pero su primera esposa se hizo cargo de sus cuidados. Cortázar se enferma de leucemia, y posteriormente fallece en París, el 12 de febrero de 1984. Fue sepultado en el cementerio de Montparnasse, donde descansan los restos de otras grandes figuras del mundo intelectual.

Legado

Cortázar, como parte del fenómeno llamado “boom latinoamericano”, se ha convertido en una de las referencias literarias más importantes del siglo XX. Inauguró un estilo propio de literatura, bastante rico y complejo, tan llamativo que algunos otros escritores de recientes generaciones, poetas, y hasta cantantes de diversos géneros, han reclamado tener influencia de Cortázar en su trabajo. En su momento, Cortázar dejó su colaboración en letras de canciones, y también en interpretaciones.

Su tumba es uno de los lugares que los turistas suelen visitar tradicionalmente para rendir homenaje, y dejar recuerdos de diversa índole, más que todo relacionados con su obra.

Entre las principales obras de Julio Cortázar podemos destacar: Presencia (1938, bajo el seudónimo Julio Denis), La otra orilla (1945), Los reyes (1949), Bestiario (1951), Historias de cronopios y de famas (1962), Rayuela (1963), Todos los fuegos el fuego (1966), El perseguidor y otros cuentos (1967), 62 Modelo para armar (1968), La isla a mediodía y otros relatos (1971), Territorios (1978) y Salvo el crepúsculo (1984).




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *