Julio Verne


Corta biografía resumida. Resumen de su vida.

[Total:0    Promedio:0/5]

Julio Verne es el nombre españolizado del escritor francés Jules Gabriel Verne, nacido en la ciudad de Nantes el 8 de febrero de 1828. Su padre fue Pierre Verne, un abogado proveniente de una larga tradición jurídica, en tanto que su madre, Sophie Allote de la Fuÿe, era una joven descendiente de militares.

Primeros años

Fue el mayor de cinco hermanos; sus estudios fueron bastante convencionales en el colegio Saint-Stanislas, donde demostró singular talento para los idiomas y la geografía. Se ha mencionado con frecuencia en algunas biografías que su interés por la aventura se hizo evidente desde aquellos años; lo que sí parece cierto es que su padre les regaló a él y a su hermano Paul una pequeña embarcación de vela.

Siempre fue un ávido lector, y a los 19 años, de acuerdo con la tradición familiar, viaja a París para comenzar sus estudios de derecho. También por aquellos días escribe “Alejandro VI” su primera obra de teatro. Comienza a tener contactos con escritores, entre los que se destacan Alejandro Dumas (padre e hijo), lo cual sería decisivo en su carrera.

Acontecimientos destacados

Sus estudios como abogado contrastaban con su pasión por escribir, pero los culmina porque era la única manera de obtener financiamiento de su padre. Cuando Pierre Verne supo que su hijo prefería escribir teatro que ejercer la abogacía, dejó de enviar dinero.

A los 29 años contrae matrimonio, dentro del cual tendría a Michel, su único hijo. Tanto en el matrimonio como en la paternidad, las cosas no le fueron bien a Verne: su afición a coleccionar aventuras lo hizo estar frecuentemente de viaje, en tanto que sus deberes como padre y esposo quedaban descuidados.

Pero al mismo tiempo, por aquellos años comenzaría a producir las historias de aventuras que le inmortalizarían, y que en conjunto forman lo que se conoce como “Viajes Extraordinarios”. La primera de ellas, “París en el siglo XX” , de 1859, fue rechazada, pero luego vendría “Cinco semanas en globo”. Los demás títulos serían igual de exitosos. Un ejemplo es “Veinte mil leguas de viaje submarino”, historia que no sólo narra una emocionante aventura, sino que describe diferentes parajes del mundo de un modo bastante detallado.

Sus historias de aventuras tendrían un consistente éxito que se mantendría durante cuarenta años. Títulos como “Viaje al centro de la Tierra” son equivalentes, no sólo al nombre de Julio Verne, sino a aventuras emocionantes.

Una creencia popular menciona que Julio Verne escribió sus novelas que describían el mundo sin haber salido de París. Lo cierto es que sí viajaba, y de hecho conoció América, pero no tanto como los personajes de sus obras. Sus viajes, y los conocimientos de geografía y costumbres que obtenía de sus lecturas, le permitieron confeccionar historias ricas en detalles y llenas de anécdotas emocionantes.

Últimos años

Ya de edad avanzada, los intereses de Verne comenzaron a cambiar: obras de un carácter más oscuro, además de un cierto interés por actividades políticas. El editor de Verne murió en 1887, dejando a su hijo al frente del negocio, lo cual incidió para mal en la calidad del material publicado.

La salud de Verne ya se encontraba deteriorada, debido a que padecía de diabetes mellitus. El 24 de marzo de 1905 fallece en su casa. Su sepulcro en Amiens tiene una curiosa escultura que lo muestra resucitando.

Legado

A Julio Verne se le reconoce uno de los legados más grandes de la historia de la literatura, ya que es considerado como padre de la ciencia ficción. Tuvo la envidiable habilidad de intuir hacia dónde irían los desarrollos en ciencia y tecnología, coincidiendo en muchos casos con el desarrollo verdadero, como en el caso de los viajes espaciales. En otros, como la descripción del interior del planeta en “Viaje al centro de la Tierra”, la descripción no es tan acertada.

Su primera novela, “París en el siglo XX”, rechazada al principio por su temática pesimista, terminó guardada en una caja fuerte, y sólo llegó a publicarse en 1994.



Deja un comentario