La casa de Bernarda Alba


La casa de Bernarda Alba es una obra teatral del dramaturgo y poeta Federico García Lorca, publicada en 1945 por la editorial española Losada. Cabe destacar que la publicación y el estreno de la obra de teatro ocurrieron de modo póstumo, ya que el poeta escribió la obra el año de su muerte, 1936.

Personajes principales

Los personajes principales del libro La casa de Bernarda Alba son, Bernarda, la viuda y la matriarca, con un carácter fuerte y opresor. Ordena guardar silencio cada vez que entra a escena; controla a todas las hijas, y en general, a todas las personas que entran a la casa. Demuestra su carácter tiránico encerrando a María Josefa, muchacha de la servidumbre, y pretende dar lecciones a los demás sobre lo que pueden y no pueden hacer. Este personaje usa un bastón que simboliza su don de mando.

Angustias, es la hija mayor, del primer matrimonio de Bernarda. Tiene un prometido, cuyo cortejo acepta, como un medio de casarse y escapar del opresivo ambiente de su casa.

Martirio, es la hija envidiosa, se siente atraída por el pretendiente de Angustias, y odia a sus otras hermanas, en especial a la menor.

Magdalena, es la hija de carácter emocional, triste y deprimida. Siempre llora y se siente deprimida por estar encerrada, al punto de decir que prefiere cargar sacos, a la vida que lleva.

Adela, es la hija menor, de carácter noble pero rebelde y apasionado. Despierta la pasión del pretendiente de Angustias, y el odio de Martirio.

Pepe Romano, es el pretendiente y prometido de Angustias para casarse. Sin embargo, también se enreda con Adela, a quien convierte en su amante.

Hay otros personajes como La Poncia, criada que aparece como conocedora de todos los secretos, pero actúa como si no le importara (se “lava las manos”). Amelia, hija de Bernarda, es un personaje que aparece dominado por la personalidad dominante de la madre.

Género de la obra

La casa de Bernarda Alba pertenece al género de teatro; se puede leer como un libro que es el guión de la obra. Abunda el uso de diálogos y se apoya en elementos y recursos literarios como intensos colores, símbolos y significados.

Resumen del libro La casa de Bernarda Alba

La obra cuenta la historia de Bernarda Alba, una mujer que enviuda por segunda vez, y decide mantener dentro de su casa a sus cinco hijas y a la servidumbre, sometidas a un luto opresivo y estricto por un lapso de ocho años, sin dejar salir a sus hijas. Bernarda encarna la tiranía, y la casa las almas de los personajes que allí habitan. En la obra se usan recursos literarios con los que Lorca resalta emociones y sentimientos usando colores y otros elementos que cambian en la casa a lo largo de 8 años de luto tiránico.

La obra se desarrolla entre la viuda, las 5 hijas y los dos personajes de la servidumbre. Además hay un personaje externo: Pepe Romano, quien es el pretendiente de la hija mayor Angustias, la cual ha heredado la fortuna del primer marido de Bernarda. La novela es un drama creado por los personajes y recrea el conflicto entre la tiranía y la rebeldía al mismo tiempo. Angustias acepta el cortejo de Pepe Romano porque no soporta la vida de encierro que lleva, y el matrimonio es un buen modo de salir de allí.

Pepe Romano es un hombre interesado que ve en la hija mayor el medio de hacerse con la herencia que su padre le dejó. Pero como encuentra más atractiva a la joven Adela, decide cortejarla también en secreto para hacerla su amante, situación que la muchacha acepta. Por otra parte, Martirio se siente atraída por Pepe, y odia a sus dos hermanas, y buscará el modo de destruir esas relaciones.

Adela se enamora de Pepe Romano y se hace su amante, lo cual aviva el odio que Martirio siente por ella. Bernarda se entera de la relación, lo que desata una fuerte discusión en la que Bernarda se sirve de una escopeta para matar a Pepe. No logra su cometido, pero Martirio hace creer a Adela que su madre mató a su amante. Este engaño provoca la desesperación de la joven que entonces decide suicidarse, ahorcándose.

Luego del suicidio de Adela, Bernarda Alba decide hacer creer a la gente que Adela murió virgen y ordena continuar el luto.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *