La Columna Vertebral

Desde los modernos puntos de vista, la columna vertebral es un hueso articulado por medio de tejido y cartílagos, que sirve de soporte primordial para los animales que poseen esqueleto, en particular del hombre. Debido a su orientación vertical en el esqueleto humano, y su función de soporte, recibe el nombre de “columna”. La denominación “vertebral” obedece a que se la integran una serie de componentes óseos que se llaman vértebras.

Ubicación

La columna vertebral se halla hacia la parte posterior central del cuerpo, extendiéndose desde el cráneo hasta la parte baja de la espalda, anclándose en el hueso pélvico.

Características

La columna vertebral es una estructura ósea grande, de huesos articulados unos sobre otros, y cuya forma básica es cilíndrica. Las vértebras tienen un tamaño que va en aumento hacia la parte inferior. Toda la estructura sigue une trayectoria curva, con dos concavidades exteriores: una en la zona cervical y otra en la zona lumbar. En la zona dorsal, la trayectoria presenta una concavidad interior. La columna vertebral no presenta curvaturas hacia la derecha ni hacia la izquierda.

la columna vertebral

Función

Cumple la importante función de servir como soporte central al esqueleto y a los órganos y músculos ligados al mismo. Además, la cadena de huesos rodea a la médula espinal, brindándole protección a este canal primordial del sistema nervioso.

Partes

La columna vertebral consta de 33 huesos (vértebras) articulados entre sí. La clasificación más difundida consiste en dividirlas en vértebras cervicales, dorsales y lumbares. Sin embargo, la clasificación más detallada considera dos regiones más: la región sacra y el cóccix.

  • Vértebras cervicales: Constituyen la llamada cerviz, que es la porción del espinazo que sostiene el cráneo. Son siete, ocupando la región del cuello; las dos superiores se llaman Atlas y Axis. A la séptima vértebra se le llama “Prominente”.
  • Vértebras dorsales: Doce vértebras que van desde los hombros, y que se hallan conectadas con las costillas. Constituyen la región torácica de la columna.
  • Vértebras lumbares: Cinco vértebras que constituyen la región inferior de la columna, siendo las más grandes de la estructura, debido al peso que deben soportar.
  • Discos intervertebrales: Estructuras fibrocartilaginosas en forma de almohadillas, que separan pares de vértebras contiguas. Sirven para amortiguar las articulaciones vertebrales.
  • Sacro: Hueso conformado por cinco vértebras unidas como una sola estructura, y que carecen de disco intervertebral. Se sitúa en la región inferior de la columna.
  • Cóccix: Hueso formado por vértebras fusionadas, en la terminación más inferior de la columna, sin discos intervertebrales.

Funcionamiento

Las vértebras se hallan una sobre otra formando una cadena articulada que permite la movilidad del tronco. Su grado de fortaleza y capacidad de movimiento depende de la región de la columna considerada: las vertebras cervicales tienen una alta capacidad móvil, ya que deben permitir todos los movimientos del cuello y de la cabeza.

Las vértebras dorsales, por su parte tienen menor movilidad, al estar conectadas a las costillas, y éstas a su vez protegen a los pulmones. Sólo permiten un limitado movimiento de arco hacia adelante y hacia atrás. Las vértebras lumbares son más robustas y bastante móviles, ya que deben permitir los movimientos de torsión y rotación propios de esta zona.

Los discos intervertebrales brindan amortiguación entre las vértebras móviles, reduciendo el impacto que podría haber entre los huesos articulados al efectuar movimientos complejos. Las vértebras en conjunto forman un canal en el que pasa la médula espinal, que queda así protegida. A través de las juntas vertebrales se ramifican los nervios que se extienden por el cuerpo.

Enfermedades

En lugar de enfermedades, los problemas de columna suelen deberse a malformaciones o lesiones. Las lesiones más problemáticas afectan a los discos intervertebrales, y pueden, de modo indirecto, producir problemas en algún nervio.

Las malformaciones son desviaciones de la trayectoria de la columna, como cuando las curvaturas naturales de la misma están exageradas. Una de ellas es la hipercifosis, que es una exagerada curvatura a nivel superior. Suele darle al individuo una apariencia jorobada.

La más común de estas malformaciones es la escoliosis, que es una curvatura lateral anormal de la columna.

Información general

No hay que perder de vista que, con la edad, se produce un desgate normal de la columna. La intensa actividad física puede acelerar este proceso, de modo que conviene que las personas que hacen mucho ejercicio mantengan cuidados preventivos de la misma.



También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *