La Foca

Las focas (fócidos) son animales pinnípedos marinos y están muy adaptados al mar, aunque no abandonan la tierra del todo, ya que año tras año regresan a las costas a tener sus crías.

Viven en grandes colonias donde pueden llegar a ser miles. Las focas llegan a vivir unos 50 años, dependiendo de la especie.

Características físicas

Las focas tienen el cuerpo flexible y alargado, cubierto de una piel gruesa y gran cantidad de grasa que les sirve para regular su temperatura y no morir de hipotermia. Su cuerpo está recubierto con gran cantidad de pelo corto, tiene tres extremidades (dos aletas y una cola) bastante gruesas que son adaptables para efectuar mejores movimientos en el agua. Tienen una cabeza pequeña y grandes bigotes. La foca tiene un olfato bien desarrollado. Llegan a pesar hasta 180 kilogramos y logran una longitud de 2 metros, dependiendo de la especie.

Hábitat

Se expanden por todos los mares de las regiones frías, tales como el océano Pacífico Norte, el Atlántico Norte y los mares Australes, provocando grandes poblaciones. A pesar de ser un animal marino, descansan en pequeñas islas o glaciares que se encuentran a medida que recorren grandes distancias. Pueden construir pequeñas cuevas en el interior de la nieve.

Alimentación

Las focas son carnívoras, buscan generalmente peces, moluscos, pingüinos, calamares, e incluso se alimentan de crías de otras especies, además también pueden ser carroñeras. Si cuentan con crías, la madre les da su alimento y posteriormente se adentra al mar para conseguir más para ellas.

Reproducción

La gestación de la foca dura cerca de 10 meses, y solamente da origen a una cría. Estas crías se alimentan de leche los primeros 30 días, período en el cual ganan unos 25 kilogramos de peso y terminan estando listas para comenzar la vida solas. Las focas están con sus crías solo los primeros 30 días de vida y luego las abandonan.

Información general

Existen 32 clases de focas diferentes, tales como la foca cangrejera, la foca de casco, la foca gris, la foca monje, la foca de Weddel, la foca de bandas, la foca barbuda, la foca común, entre otras.

Las focas pueden sumergirse a 600 metros de profundidad y durar 10 minutos dentro del agua, dependiendo de la especie. Existen datos sobre ejemplares jóvenes que han logrado un tiempo de 20 minutos.

Hoy en día la foca es amenazada debido al calentamiento global y a la caza indiscriminada.

[Total:3    Promedio:5/5]


También te podría gustar...

3 Respuestas

  1. camila yuyali dice:

    excelente muchas gracias

  2. Adriana González dice:

    Excelente me ayudo esta pagina

  3. jose antonio romero cruz dice:

    gracias

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *