La Saliva


La saliva es un fluido digestivo espumoso que se forma en la boca de algunas especies animales, incluyendo al ser humano y otros mamíferos superiores, y que está compuesta por químicos orgánicos como las enzimas digestivas, y algunos otros compuestos antisépticos o antibacteriales.

Ubicación

El fluido de la saliva se encuentra en la boca, que es donde es segregada gracias a las glándulas salivales de la cavidad bucal, que pertenecen a la mucosa del interior de la boca, en la lengua, paladar y encías.

Características

La saliva es un líquido viscoso, gomoso, espumoso, de color claro, blanco o transparente, en cantidad suficiente para mantener la cavidad bucal húmeda, mas no llena. Los componentes activos que contiene son  principalmente enzimas que inician la digestión.

Composición química

La saliva está constituida en un 98% por agua, pero contiene otras sustancias importantes, incluyendo electrolitos, moco, compuestos antibacteriales y varias enzimas, siendo la más importante de ellas la ptialina, que actúa sobre los almidones de los alimentos e inicia el proceso digestivo.

Función

Las funciones digestivas de la saliva incluyen: humedecer los alimentos y ayudar a crear el bolo alimenticio, de manera que se pueda tragar fácilmente luego de la masticación. La saliva contiene la enzima amilasa, que descompone algunos almidones en maltosa y dextrina. Por lo tanto, la digestión de los alimentos ocurre inicialmente dentro de la boca, incluso antes de que los alimentos lleguen al estómago.

La saliva también cumple una función antibacterial dentro de la boca, la presencia de enzimas dentro de ella produce un efecto antiséptico eliminando bacterias que pueden atacar al organismo y producir infecciones, de manera que la higiene de la boca en importante, además de la correcta salivación

Funcionamiento

En un proceso de lubricación y fijación,  el moco en la saliva es extremadamente efectivo para mezclar los alimentos masticados en un bolo alimentario que, usualmente, se desliza fácilmente a través del esófago, sin causar daño a la mucosa. El funcionamiento de la saliva y su secreción va de acuerdo al inicio de la digestión bucal, el mecanismo de secreción de enzimas se activa en este momento

La saliva también tiene una participación en el aseo de la boca y la salud dental: El flujo de saliva se reduce notablemente durante el sueño, lo que permite que las poblaciones de bacterias se acumulen en la boca, ya que parte de su funcionamiento es antibacterial.

La saliva también contiene lisozima, una enzima que elimina bacterias y previene el crecimiento excesivo de las poblaciones microbianas orales. Durante la digestión de almidones o carbohidratos, en la mayoría de las especies, las células serosas y acinares secretan una alfa amilasa que puede empezar a digerir el almidón de la dieta en maltosa, desde el momento en que los almidones entran a la cavidad para ser digeridos.

Enfermedades

La mayoría de las enfermedades que se producen con la saliva provienen de las glándulas salivales, y nos referimos a alteraciones en la secreción de la misma.

La mayor parte de los síntomas que produce la mala secreción o mal funcionamiento de las glándulas salivales son los siguientes:

  • Boca seca
  • Mal sabor en la boca
  • Dolor
  • Inflamación de las glándulas
  • Sensibilidad de las glándulas
  • Hipersalivación

Como parte de la disfuncionalidad de las glándulas salivales, también puede producirse la inflamación de las mismas, infecciones, obstrucciones y casos posibles de cáncer bucal.

Información general

Muchos problemas de salud se generan a causa de la saliva, ya que la misma se debe producir correctamente para evitar infecciones a nivel del tracto respiratorio y el digestivo, gran cantidad de bacterias pueden acumularse en la boca a consecuencia de una salivación poco efectiva; esto ocurre principalmente por las noches, por lo que es importante el correcto aseo e higiene bucal para mantener la salud, y una buena calidad de vida.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *