La Toma de la Bastilla

Resumen y causas

La Toma de la Bastilla no tuvo una relevancia política estratégica, pero marcó una época y el inicio de la Revolución Francesa. La Bastilla era un fortaleza o prisión, que había sido por muchos años reclusorio de muchas víctimas de la monarquía francesa, y cuya caída, el 14 de julio de 1789, ha representado el derrumbamiento del poder absolutista de la monarquía francesa.

Antecedentes

El reinado asumido por Luis XVI tuvo que enfrentar una grave crisis económica que había sido producida por los costosos gastos que estaba ocasionando la intervención francesa en la Guerra de Independencia de Estados Unidos, el exagerado consumo de la realeza y un sistema de impuesto injustos, el cual creaba desposeídos. Dada la crisis, el Rey se ve obligado a convocar al Tercer Estado, recomendado por el Ministro Necker, encargado de las finanzas.

Sin embargo, el Rey decide convocar a los Estados Generales, conformados por miembros de la nobleza, el clero y sectores del Tercer Estado. El 17 de junio de 1789, representantes del Tercer Estado, un sector del clero y la nobleza, bloquearon los debates y pasaron a constituir una Asamblea General Constituyente, con el fin de crear una Constitución. En un principio el Rey se opuso, pero terminó cediendo ante presiones de sectores mayoritarios de los Estados Generales.

Protagonistas

El Rey Luis XVI, el Ministro Necker de Finanzas, los Estados Generales, el clero y los oligarcas. Muchos héroes y nobles pueden nombrarse ante la magnitud de la Revolución Francesa, pero resulta imposible nombrar a todos y a cada uno de los protagonistas de ésta revolución que se inició con la toma de la Fortaleza de la Bastilla.

toma de la bastilla - luis xvi

Luis XVI

Se mencionará al Marqués de La Fayette, quien fue nombrado comandante de la Guardia Nacional de París tras las revueltas de julio de 1789, el Comandante de “la comuna” Jean-Sylvain Bailly, Jacques Alexis Hamard Thuriot y Louis Ethis de Corny, miembros de la delegción que entra a la Bastilla para una resolución pacífica de la toma. Claude Fauchet, miembro de la tercera delegación para hablar con el Alcalde de la Bastilla, y Pierre-Augustin Hulin, sargento en la Guardia Suiza, quien, sin otro camino, ordena abrir fuego con las armas tomadas de “los inválidos”, en la Fortaleza de la Bastilla.

Causas de la Toma de la Bastilla

El debilitamiento de los sectores afectos a Luis XVI y a la realeza, debido al disgusto generalizado por el pago de altos impuestos para mantener los lujos de la monarquía y sufragar los gastos de la guerra.

La formación de la Asamblea Nacional Constituyente, y la nueva Constitución que se genera en 1789, la disolución de los Estados Generales en franca rebeldía e insurrección, y un hecho detonante que marcó el inicio definitivo de la Revolución Francesa que, por desgaste de la Monarquía, ya se venía fraguando entre nobles, el pueblo y el clero, cansados de tantos atropellos de la realeza.

Desarrollo de los acontecimientos

Luego de la formación de la Asamblea Nacional Constituyente del 17 de junio de 1789, fueron ocurriendo hechos en París, día tras día, que terminaron permitiendo que los parisinos se liberasen de la monarquía absolutista de Luis XVI, que aunque resistió, no pudo detener el empuje de la Revolución Francesa, con la consiguiente rendición de tropas.

Al tiempo, miles y miles de parisinos salieron a las calles a reclamar sus derechos y a combatir por las reivindicaciones en París, y aunque Luis XVI logró reunir a un ejército de casi 10 mil hombres, tuvo que rendirse ante la magnitud de la rebelión cívico militar del momento.

En uno de esos días, concretamente el 14 de julio de 1789, los parisinos combatientes del pueblo, miembros de la misma nobleza y militares aliados a la fuerza de la revolución, debían organizarse para dar un golpe que ellos consideraron importante de obtener como logro: la toma de la Bastilla, un ícono parisino de los abusos de la Monarquía.

Como tenían muy pocas armas, los combatientes milicianos revolucionarios decidieron hacer una primera toma, antes de abordar a la Fortaleza de la Bastilla en el centro de París. Unas 100 mil personas invadieron el Hôtel des Invalides, que era un lugar fuertemente custodiado, porque en su interior habían combatientes de guerra que habían quedando desvalidos a consecuencia de la “guerra de los 100 años”, esta guarnición, u hotel, atesoraba municiones y armas, además de las que tenían en posesión la guardia militar del lugar.

El mismo 14 de julio, una multitud se acerca a la Bastilla, a pesar de los ataques y la resistencia del Rey Luis XVI. La fortaleza para ese momento sólo reunía unos 7 prisioneros y mucha pólvora y municiones, custodiados por la guardia del Rey.

toma de la bastilla

Todos los esfuerzos por acceder a la Bastilla hasta ese momento habían sido infructuosos, por lo que decidieron enviar una primara columna de combatientes de la nobleza insurrecta y parisinos del pueblo, en donde muere por aplastamiento un miembro de las fuerzas revolucionarias que había pertenecido a la nobleza. Al generarse las primeras bajas, no hubo forma de contener a la multitud que realiza la toma a eso de las 6:30 de la tarde. Liberaron a los presos, y se hicieron del lugar con superioridad numérica, aunque más tropas habían sido enviadas por el Rey en esas últimas horas.

toma de la bastilla

Desde ese momento se realizaron tomas simultáneas en toda Francia, fueron repelidas algunas fuerzas extranjeras que se encontraban en el país y la Revolución Francesa daba inicio.

Acontecimientos posteriores

El 15 de julio de 1789, la multitud detiene a la guardia de la Bastilla y es sacada y llevada a la fuerza a París, mientras tanto, mediante un comunicado del Duque de Rochefoucauld-Liancourt se advierte a Luis XVI de la toma de la Bastilla, quien pregunta de qué se trataba, y la respuesta que recibió del Duque fue: que no era una simple rebelión, sino una revolución.

toma de la bastilla

Ante tales hechos, y tomando en cuanta el número de bajas y minorías aliadas en el Palacio de Versalles, el Rey absolutista y monarca de Francia dimite ante las presiones de la creciente e histórica Revolución Francesa.

La ciudadanía de París ya estaba preparada en trincheras para repeler ataques del monarca hacia el pueblo parisino. Levantó barricadas y, aunque la Asamblea Nacional no tomó parte, estuvo al tanto de los acontecimientos en la Bastilla.

El mismo 15 de julio de 1789 el Rey Luis XVI se rinde, de forma inmediata se constituye un orden en donde el Marqués de LaFayette asumió el mando de la Guardia Nacional de París y Jean-Silcain Bailly, es elegido Alcalde por electores reunidos en el Hotel de Ville.

Al año siguiente, en 1790, la fecha de la toma de la Bastilla es declarada día de fiesta nacional en Francia.

[Total:1    Promedio:5/5]


También te podría gustar...

4 Respuestas

  1. Victoria dice:

    Muy buen articulo, muy recomendable! Saludos.

  2. Ana Rodríguez dice:

    Muy buena información de hechos históricos. Me agrada saber. Gracias

  3. Jairo Vargas Pinzon dice:

    Excelente informacion y ricamente compilado

  4. Salvador de santiago dice:

    Excelente información histórica que acrecenta el conocimiento de la historia de las naciones

Responder a Ana Rodríguez Cancelar respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *