Las Articulaciones


Las articulaciones del cuerpo humano permiten la movilidad que el cuerpo necesita para actuar con mayor flexibilidad; algunas son pequeñas y otras son grandes, como las de las manos, o las rodillas, entre otras. Son los puntos en los que los miembros del cuerpo logran doblarse y articular cierta cantidad de movimiento.

Son aquellas áreas donde se fijan dos huesos, con el propósito de permitir que las partes del cuerpo se muevan. Una articulación suele estar formada por tejido conectivo fibroso y cartílago.
 

Características

Las articulaciones permiten el libre movimiento de los huesos, la flexibilidad, la unión blanda que los hace movibles en varias direcciones de acuerdo con la anatomía. Por su estructura articular, se pueden contraer o extender, gracias a los ligamentos que las sujetan en muchos de los casos. Adicionalmente, las articulaciones también mantienen los huesos unidos.

Las articulacionesFunción

Siendo el esqueleto una estructura de huesos interconectados, ellas sirven como puntos de conexión (para huesos, cartílago y dientes) y facilitan los movimientos mecánicos (en el caso de las articulaciones móviles), aportando elasticidad y plasticidad al cuerpo, permitiendo el crecimiento del cerebro, además de ser lugares de crecimiento (en el caso de los discos epifisarios).

Ubicación

Las articulaciones están ubicadas en todas las extremidades superiores e inferiores, la cabeza, el tórax, cuello y espalda. Algunas otras articulaciones sólo cumplen la función de mantener unidos o sujetos algunos huesos, y no participan en el movimiento de flexionar, pero cumplen la importante función anatómica de unión y sostén. Se puede decir que la mayor distribución de articulaciones se encuentra entre los brazos, manos y piernas, pero en realidad se encuentran en todas las regiones del cuerpo.

Funcionamiento

Las articulaciones funcionan en la flexión de piernas y brazos, giros, extensión y rotación en casi todos los movimientos del cuerpo. Algunas otras articulaciones sólo sujetan o mantienen unidos los huesos, como el caso de las costillas. También funcionan dando estabilidad al tórax y la espalda, además de laxitud y rigidez, cuando se requiere.

Tipos

Las articulaciones se agrupan según su tipo de movimiento:

  • Articulación esférica: Un hueso cuya cabeza tiene forma redondeada calza en otro con forma de copa.
  • Articulación en bisagra: Los huesos encajan de modo que sólo permiten flexionar o extender el miembro en un plano.
  • Articulación condiloide: Que permite todas las formas de movimiento angular excepto la rotación axial.
  • Articulación pivotante: En ella los huesos permiten la rotación en un eje.
  • Articulación deslizante: Un hueso se desliza una distancia muy corta sobre la superficie de otro.
  • Articulación de asiento: El hueso se puede mover en más de una dirección.


Enfermedades

Las enfermedades de las articulaciones son numerosas. Están aquellas que se producen por desgaste o fricción, y las propias óseas, que son muy conocidas; entre ellas podemos mencionar:

● Artritis: Es una enfermedad en donde las articulaciones se inflaman y comienzan a doler; generalmente se presenta por la edad y cuando ya hay mucho desgaste óseo.

● Artrosis: Desgaste pronunciado de ligamentos, que producen fricción de huesos degradados por una articulación que no se encuentra óptima, haciendo que la inflamación de la articulación sea frecuente y altamente incapacitante.

● Osteoporosis: Como todo el sistema óseo, las articulaciones no escapan de este problema, por lo que se produce un desgaste de los huesos debido a la desmineralización.

● Bursitis: Se trata de inflamaciones que ocurren en distintas articulaciones del cuerpo, pero más orientadas a los músculos y a tendones, que también forman parte de las articulaciones, pero que afectan a las mismas en su movilidad y funcionamiento.


Información general

Las articulaciones dan al cuerpo flexibilidad y movimiento, por lo que resulta importante mantenerlas en buen estado y saludables. Las estructuras óseas más importantes y más completas en el cuerpo humano son las articulaciones.

Gran parte del movimiento se lo debemos a la flexibilidad, sostén y soporte que brindan las articulaciones; cualquier problema grave de movilidad siempre estará relacionado con la salud de las mismas, y no sólo con las lesiones que se puedan producir en los huesos del cuerpo.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *