Las etapas del proceso digestivo

[Total:4    Promedio:4/5]

La digestión es un proceso complejo, que implica adaptaciones anatómicas y fisiológicas especializadas para la absorción de nutrientes. Su propósito es preparar los alimentos para ser asimilados por las células y los órganos en todo el cuerpo. Debido a que las partículas de alimentos grandes no pueden llegar directamente a las células, el proceso de digestión descompone los alimentos en nutrientes que pueden ser absorbidos por el torrente sanguíneo y llevados a cualquier célula del cuerpo.

Los métodos de digestión son mecánicos y químicos. Cada segmento del sistema digestivo tiene una anatomía especial para realizar una función única, y cada una de ellas es una parte esencial del proceso digestivo. Además, la digestión es un proceso que se realiza en el aparato digestivo, y en cada uno de los órganos que lo conforman se realiza una función determinada que forma parte de este proceso.

El proceso de la digestión comienza en la boca, y culmina en el recto o ano, con la eliminación de sustancias no aprovechadas, durante este proceso los nutrientes son separados y procesados.

Las etapas del proceso digestivo

Las etapas del proceso digestivo son las siguientes:

Deglución y trituración (ingestión): Este proceso incluye otros que son de gran importancia, la masticación y trituración de los alimentos con los dientes, así como la mezcla con enzimas salivales, como la lipasa, que inician la síntesis química de los alimentos para hacerlos digeribles. Finalmente, luego de unos segundos, con la fuerza de la tráquea, los alimentos pasan al estómago a través del esófago. En este momento, al producto de este proceso se le llama bolo alimenticio.

Digestión: Una serie de enzimas, jugos gástricos y pancreáticos, se mezclan junto con el bolo alimenticio y lo transforman en quimo, y continúa el proceso de síntesis química de los alimentos aprovechables. Este proceso se lleva a cavo junto con los jugos gástricos producidos en el estómago, y la bilis, producida por el hígado, que se usa para sintetizar alimentos y emulsionar las grasas, acompañada de movimientos musculares llamados peristálticos, que facilitan el movimiento a través del tubo digestivo. Es aquí, después de esta síntesis, que el bolo alimenticio se transforma en quimo.

Absorción y asimilación: Los nutrientes, aún más procesados como parte del quimo, son pasados al duodeno, donde sigue la síntesis de nutrientes en la primera porción del intestino delgado. Allí son absorbidos y asimilados por las paredes del intestino delgado, que posee una capa de vellos absorbentes que realizan esta función. En esta porción del tubo digestivo se lleva a cabo la verdadera nutrición y digestión química, mediante la absorción de nutrientes asimilables y aprovechables por el organismo, que luego pasarán al torrente sanguíneo para llevarlo a las células que realizaran diversas funciones, de acuerdo al tipo de órgano o tejido.

Eliminación y excreción (egestión): A estas alturas del proceso digestivo, todo lo no aprovechable de los alimentos, o lo que el organismo no necesita para su nutrición, pasa a la primera porción del intestino grueso o colon, donde mediante movimientos peristálticos es conducido a través de él. En este tránsito se absorbe agua o líquidos, que son necesarios aún para el organismo, y se queda algo para reparar la flora bacteriana en las paredes del intestino grueso, para luego ser expulsado hacia el recto o parte final del intestino grueso, y luego a través del ano se elimina todo aquello que no es aprovechable por el organismo. Ya para esta última etapa de la digestión el quimo se ha transformado en quilo, que es realmente lo que se defeca al final del proceso.

A través del tubo digestivo, se produce la digestión de los alimentos, y los nutrientes son conducidos con la ayuda de movimientos musculares de peristáltica que permiten el tránsito digestivo de la manera correcta.



1 comentario en “Las etapas del proceso digestivo”

Deja un comentario