Las Hadas


Los Mitos de las Hadas o Fares - Mitología

[Total:0    Promedio:0/5]

Las hadas o fares, cuyo nombre significa “encantamiento”, son seres de luz, sobrenaturales y pequeños, con poderes mágicos.

Su corporeidad es muy particular, sensible y fluida.

Las hadas son sutiles y etéreas, traslúcidas, y es así, bajo esta apariencia que se les puede ver cuando ellas quieren que sean vistas por los humanos, cuando permanecen invisibles, entonces se muestran situadas en el plano astral, pudiendo vernos ellas a nosotros, peor no al contrario.

Hay dos clases, las que interfieren para el bien y las que interfieren para el mal. Se desconoce su origen cultural, pero en la edad media ya se hablaba mucho de estos seres. En la época del rey Arturo de Inglaterra se decía que habitaban bajo tierra, y que se veían con mucha frecuencia, casi de manera diaria. Desde ese entonces, poco a poco fueron desapareciendo, y no se empezaron a mostrar con mucha frecuencia.

Estos hermosos seres, habitualmente aparecen en lo profundo de los bosques, en las aguas de los arroyos y en los árboles centenarios. Las hadas llevan una pequeña varita de la cual despiden una infinidad de chispas luminosas, con poderes mágicos.

Tipos de hadas:

Espíritus de la Tierra: Las hadas o damas, se caracterizan por su bondad y por ser las mas antiguas que habitaron el planeta, pueden ser imponentes o pequeñas, pero sus poderes son increíbles y dominan la naturaleza.

En todos los casos, los que las vieron, las describen como seres hermosos y delicados, con medio metro de estatura, ojos brillantes y pupilas negras o azules y una mirada amorosa. Con piel blanca y voz dulce, esconden alas casi transparentes, muy delicadas. Pasean de día y de noche por las sendas de los bosques, descansan en las orillas de los veneros y en los arroyos que parecen que cobran vida. Conversan con las aguas que emanan de las fuentes y manantiales donde viven. Ayudan a los animales heridos, a los árboles partidos por tormentas o por el hombre, a los enamorados, y a los que se extravían en el bosque, guiándolos con su luz hasta la salida.

La tradición dice que durante el equinoccio de primavera, en la media noche, las hadas se reúnen y danzan hasta el amanecer, esparcen rosas, con pétalos púrpuras, azules y verdes, y el humano que encuentre uno de ellos, será feliz por el resto de sus días.

Sus características: Son de color verde, su metal es el hierro, su estación es el invierno, su dirección es el norte, su tiempo es la noche y su energía es receptiva.

Espíritus del Agua: Estos seres representan la curación, lo psíquico y el amor, el otoño y el crepúsculo.

Hay 5 tipos de hadas de agua:
Las Xanas, que viven en las fuentes.
La Dama del Lago, que como indica su nombre viven en los lagos.
Las Ondinas, que viven en los lagos.
Las Nereidas, que son las hijas del dios Nereo y de Doris, son las únicas que no son inmortales, aunque viven por mucho tiempo.
Las Nayades son las hijas de muchos dioses, aunque se dice que son hijas de Zeus, son las protectoras de los lagos, fuentes y océanos, su estatura aveces alcanza hasta el metro y medio, aunque suelen ser diminutas.

Estas hadas suelen estar debajo de los lagos y mares, donde hay inmensas ciudades y reinos de ninfas. Los “ensines” controlan las aguas del mar, cuando hay tormentas sobre todo, ya que sin su trabajo el efecto del agua en las costas sería devastador para el hombre. Ellas también ayudan al marino, miden 5cm y permanecen un año en plano físico y 100 años en plano astral.

Sus características: Son de color azul, su energía es positiva, sus metales son el mercurio, la plata y el cobre, su estación es el otoño, su dirección es el oeste y su tiempo es el crepúsculo.

Espíritus del Fuego: hay tres tipos:
Limniades, son pequeñas esferas de luz sin cuerpo, éstas son muy conocidas por los humanos ya que se dejan ver con mucha frecuencia.
Dedos de Luz, su sinfonía es como la de los niños de 9 años, son muy delgadas y bajitas, en la punta de sus dedos tienen luminosidad muy clara.
Salamandra, son las mas valoradas por los magos y hechiceros.



Deja un comentario