Los ciclos biogeoquímicos

Los ciclos biogeoquímicos son los desplazamientos cíclicos a los que se ven sometidos algunos elementos químicos esenciales para la existencia de los seres vivos. Estos desplazamientos se ven influidos por diversas reacciones químicas, y por los procesos geológicos y climáticos que tienen lugar en el planeta. Debido a estos desplazamientos, los elementos pasan del ambiente a los seres vivos para su aprovechamiento, y luego de vuelta al ambiente.

¿Dónde ocurren?

Estos ciclos ocurren, en general, en la biosfera, y tienden a circunscribirse a áreas geográficas definidas. Las características que influyen en cada ciclo biogeoquímico son:

Geográficas: El tipo de configuración geográfica, sea terrestre o acuática, así como la época del año. También influyen los fenómenos climáticos propios de la región donde ocurre el ciclo. Cada región del planeta en la que puede desarrollarse un conjunto de seres vivos se conoce con el nombre de biotopo, y es un escenario dentro del que ocurren un conjunto de ciclos biogeoquímicos.

Bióticas: La distribución de las diferentes especies de seres vivos que pueblan el área considerada, incluyendo el hombre y sus actividades. Este conjunto de seres vivos se conocen con el nombre de biota, e interactúan con su biotopo en el desarrollo de los ciclos biogeoquímicos que tienen lugar en su región.

ciclos biogeoquímicos

¿Cuáles son los ciclos biogeoquímicos?

Los elementos que intervienen en los ciclos biogeoquímicos son aquellos que pueden ser aprovechados por los seres vivos en sus procesos vitales. Los principales ciclos biogeoquímicos son los del carbono, hidrógeno, oxígeno, nitrógeno, calcio, magnesio, azufre, potasio y fósforo, existen más, pero estos son los responsables de más del 95% de todos los organismos.

El carbono es, con mucho, el elemento cuyo ciclo biogeoquímico reviste mayor importancia, al ser la base primordial de la química orgánica, que es la que tiene preponderancia en los procesos biológicos. El carbono está presente en casi todos los compuestos y nutrientes, además de formar parte de los procesos respiratorios de muchos seres vivos. El hidrógeno y el oxígeno también tienen ciclos biogeoquímicos notables, ya que además de formar parte del agua, forman con el carbono numerosas moléculas orgánicas esenciales en los procesos nutritivos. El nitrógeno también destaca por su presencia en el aire, en los procesos respiratorios de muchos animales y en la nutrición de las plantas.

Una serie de otros elementos figuran como nutrientes a gran escala para los seres vivos, o macronutrientes, tales como el calcio, el magnesio, el azufre, el potasio y el fósforo. Estos nutrientes son esenciales para los seres vivos.

Tomando en cuenta la definición de ciclo biogeoquímico, formalmente el ciclo del agua o hidrológico no debería formar parte de esta categoría. En primer lugar, el agua no es un elemento químico, sino un compuesto molecular. Además de esto, dentro de su ciclo, el agua no experimenta reacciones químicas dignas de mención: sólo cambia de estado físico. Sin embargo, con frecuencia se incluye el ciclo del agua dentro de estas denominaciones, ya que es una sustancia esencial en el sostenimiento de la vida.

El ciclo tiene una etapa en la que un elemento, como parte de un compuesto, es absorbido por algún ser vivo, y es aprovechado por éste en alguno de los procesos vitales. Este aprovechamiento ocurre en forma de reacciones químicas, donde las sustancias se transforman, luego de lo cual las sustancias transformadas son vertidas al ambiente, donde son aprovechadas por otras especies. Estas someten las nuevas sustancias a otras transformaciones químicas que terminan por producir el primer compuesto, de modo que el ciclo se reinicia.

Importancia de los ciclos biogeoquímicos

La principal importancia de estos ciclos reside en que los compuestos y elementos necesarios para la vida en la Tierra no se hallan en cantidades ilimitadas. Por lo tanto, cuando los nutrientes cumplen un ciclo, pueden ser usados y reusados por los seres vivos que ocupan un biotopo. Este reciclaje puede sustentar por tiempo prolongado la ecología de un lugar; aunque cualquier cambio puede alterar un ciclo biogeoquímico, y con ello esa misma ecología.



También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *