Ovejero Alemán o Pastor Alemán

El pastor alemán, también conocido como ovejero alemán, es una de las razas más conocidas de todo el mundo. Su popularidad se debe a la alta capacidad para aprender sobre comportamiento, gran obediencia y su actitud de defensa. Es un excelente trabajador, guardián, guía de ciegos y perro de policía.

Con un gran nivel de versatilidad, el ovejero alemán se desempeña en diferentes roles y es especial, no sólo como mascota, sino también como perro de salvataje, vigilancia y guía.

Origen del Ovejero Alemán

Proveniente de Alemania, fue utilizado para cuidar y proteger carneros de sus atacantes, los lobos. Durante años ha sido criado y adiestrado, transformándose en el perro que hoy todos conocemos, tanto su parte física como su comportamiento.

A medida que la sociedad se volvía cada vez más industrializada, los perros fueron ganando terreno en otras áreas y trabajos. Así es como se aceptaron en labores militares, de seguridad, de rastreo e inteligencia junto a la policía.

Características de la raza

– Aspecto físico:
El ovejero alemán es un perro de contextura maciza y grande. Su cuerpo es musculoso y fuerte. La zona de la espalda es firme, al igual que el área del pecho.

Sus ojos son de color oscuro, almendrados y de tamaño mediano. Las orejas tienen la particularidad de ser erectas y puntiagudas. Los cachorros poseen las orejas caídas y estas comienzan a erguirse recién a los 5 meses de edad. Si las orejas no llegan a enderezarse lo suficiente, se les debe aplicar vendajes para corregir el defecto.

La cola es larga y posee más cantidad de pelo en dirección hacia la punta.

El pelaje puede variar entre el color negro, marrón, rojizo, negro y marrón, leonado o blanco y gris.

Los machos llegan a medir hasta 65 cm. de alto, contra 60 cm. de las hembras, mientras que el peso de los machos adultos ronda entre 40 y 50 kg., el de las hembras está entre los 30 y 40 kg. El promedio de vida del ovejero alemán ronda los 12 años.

– Carácter y temperamento:
El ovejero o pastor alemán es un perro inteligente, capaz, adiestrable y extremadamente fiel a su dueño. Se adapta a casi cualquier trabajo que se le asigne y es un buen compañero de aventuras. Por lo general, está siempre alerta y es una mascota guardiana y protectora de la familia.

Si se lo educa desde pequeño y se le enseña hábitos de comportamiento, llega a tener una excelente relación con otros perros y personas ajenas al hogar.

Cuidados diarios

Como es común en la mayoría de los perros, el pelaje del ovejero alemán deberá ser cepillado a diario, evitando la aparición de gérmenes y bacterias. Por otra parte, al ser un perro de trabajo y resistencia, necesitará realizar ejercicio físico todos los días y llevar adelante una dieta balanceada.




Una Respuesta a Ovejero Alemán o Pastor Alemán

  1. cuando uno va a buscar algo salen con otra cosa jaaaaaaa

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *