Plantas Medicinales

Las plantas medicinales son plantas que tienen un alto valor terapéutico debido a las sustancias químicas que tienen presentes en su composición, estas sustancias son llamadas principios activos. Estos principios activos pueden estar presentes en una parte específica de la planta como las hojas, las flores, las raíces o los frutos, o pueden estar presentes en la planta entera.

La utilización de las plantas para tratar enfermedades viene desde tiempos muy antiguos, los celtas, los egipcios y los griegos ya las utilizaban.

Para preservar sus principios terapéuticos, la forma como se recolecten y conserven las plantas será vital. Para extraer dichos principios, se dependerá de la planta en sí y de los principios que se quieran obtener.

Si los principios activos se usarán de forma interna, las infusiones, los jarabes, los juegos frescos, las decocciones, los extractos, las maceraciones en frío o en caliente y las tinturas son las opciones más utilizadas.

En caso de necesitarse para uso externo, lo cual usualmente implica la aplicación sobre la piel, para que los principios activos penetren la dermis, los baños, los vahos, las cataplasmas y las compresas son las opciones principales.

Las distintas plantas medicinales ofrecen una amplia variedad de propiedades como diuréticas, digestivas, sedantes, estimulantes, expectorantes, analgésicas, laxantes, astringentes, antisépticas, cicatrizantes, entre otras.

Conoce más acerca de las distintas plantas medicinales y sus usos a continuación.