¿Qué comen los monos?

[Total:0    Promedio:0/5]

Los hábitos alimenticios de los monos son muy interesantes. Además, lo que comen los monos es muy variado, pero para la mayoría de especies, las frutas en general son un elemento muy importante en sus dietas. Estos primates se desplazan en sus hábitats en busca de frutas, y también ayudan a las especies a dispersarse cuando dejan caer sus semillas al suelo.

También entre lo que comen los monos se incluye gran variedad de hojas y plantas, los monos se alimentan de éstas cuando la fruta escasea. Aunque parezca extraño, estos mamíferos comen ramitas y corteza seca también, y de vez en cuando aprovechan y comen savia de los árboles, al igual que flores e insectos.

Sin embargo, para los monos la comida representa mucho más que llenar sus estómagos. El alimento define su comportamiento social: cuando hay mucha comida, los ejemplares se muestran mucho más simpáticos entre sí; cuando ésta escasea, la situación se torna distinta, y se muestra mucha tensión en el aire. A veces cuando la comida no alcanza, los grupos más grandes se dividen, e incluso estos animales son capaces de comer tierra para complementar sus dietas. La falta de comida afecta también su reproducción.

En cuanto a las crías, lo que comen los monos bebés es leche materna, algunas especies por tan sólo unas semanas, otras por más de un año. Mientras están en el periodo de la lactancia, es necesario que su madre pueda alimentarse correctamente, y cuando este periodo va finalizando, empiezan a ingerir comida sólida de a poco.

También utilizan herramientas como palos y rocas para conseguir su comida en la naturaleza. En algunas ocasiones usan ramitas para escarbar en busca de hormigas y termitas.

¿Qué comen los monos según su especie?

Para ser más específicos, lo que comen los monos se puede clasificar de acuerdo a lo que comen según las distintas especies.

El macaco es omnívoro y su dieta varía dependiendo de dónde viva. Entre lo que come podemos mencionar: raíces, frutos, hierbas, cortezas, cereales, anfibios, insectos, semillas y plantas cultivadas. Los macacos que habitan al norte de Pakistán disfrutan los tréboles, y durante el invierno, cuando el alimento es más difícil de obtener, comen agujas de pino y varias clases de hojas.

El gibón, por otro lado, es un sesenta por ciento frugívoro y se inclina bastante por alimentos como el higo, la toronja y el mango. El otro porcentaje de su dieta consiste en brotes, hojas, flores, huevos e insectos.

El mandril es una especie omnívora a la cual le gustan los hongos, serpientes, gusanos, termitas, ranas, caracoles, escorpiones, raíces, semillas, nueces, plantas, grillos, hormigas, arañas e incluso antílopes.

Entre lo que comen los monos arañas están las nueces y variadas frutas como el plátano, el mango y las bayas silvestres. De vez en cuando aprovechan para obtener alguna otra clase de alimento como huevos de aves, insectos pequeños, arañas, flores, miel y corteza.

El mono ardilla es una especie omnívora, pues su dieta combina frutas e insectos. También disfrutan de los brotes, flores, hojas, néctar, arañas, aves, murciélagos y de los huevos de aves. Estos monos tienen una técnica de cacería que es rápida y eficaz, pues atrapan sus presas cuando están desprevenidas y menos se lo esperan.

Por otro lado, entre lo que comen los monos aulladores se puede mencionar las hojas en la época húmeda. Estos monos pasan mucho tiempo en busca de hojas jóvenes, ya que éstas tienen mayores cantidades de nutrientes y los mantienen saludables. Como casi todas las especies de monos, su dieta tiene más de un alimento incluido, por lo que durante la época seca la complementan con flores, brotes, frutos secos y frutas. Para mantenerse saludables al cien por ciento, los monos aulladores no comen muchas hojas a la vez, ya que su consumo excesivo les puede resultar tóxico.

El mono capuchino es un animal completamente omnívoro, y comen de todo, para hacernos una idea, estos monos comen: insectos, huevos, corteza de árboles, frutas, nueces, resinas, retoños, semillas, bayas, brotes, frutos secos, arañas y animales como lagartijas, ardillas, aves, ranas, coatíes (gato solo), ostras y cangrejos. Los monos capuchinos también son muy golosos, ya que, incluso cuando no tienen hambre, buscan comida para guardarla.

Los babuinos son considerados muchas veces como frugívoros, pero esto es falso, ya que son omnívoros, y comen carne de animales como el antílope, roedores y liebres; huevos, pichones e insectos que por lo general buscan bajo las rocas; y otros animales como peces, monos verdes y aves como el flamenco y el avestruz. Su dieta también es herbívora, lo que incluye tallos, hierbas, frutas, cortezas, hojas, bayas, savia y raíces de especies variadas. En cuanto a su comportamiento a la hora de buscar comida, son monos que van en grupo en busca de alimento y usan varías técnicas como levantar rocas, desenterrar tubérculos y raíces, cazar animales y manipular hierbas y hojas para encontrar una fuente de alimento.



Deja un comentario