¿Qué es el comensalismo? Ejemplos explicados

El comensalismo es una relación simbiótica en la que un ser vivo, llamado huésped, obtiene beneficios o vive de otro, llamado anfitrión, el cual no obtiene ninguna contraprestación, pero tampoco se afecta por ningún perjuicio. Este tipo de relación simbiótica permite la vida y la duración de algunas especies de animales o plantas. De este modo, las aves pueden construir nidos en las ramas de los árboles y no causan daño al mismo, pero tampoco aportan beneficios al árbol en donde han construido el nido.

¿Qué es el comensalismo?

De acuerdo con algunas definiciones formales, es un tipo de relación simbiótica en donde hay un huésped que resulta beneficiado, y también hay un anfitrión, que no resulta ni perjudicado ni beneficiado, ya que no recibe, ni obtiene, nada beneficioso para él de esa relación. También pude definirse en términos de que una especie de ser vivo se beneficia en alguna forma, pero no compromete nada de la otra especie de la cual consume o saca el provecho.

Otras definiciones hacen una distinción entre simbiosis y comensalismo, haciendo equivalencia entre simbiosis y mutualismo. De este modo, la simbiosis genera beneficios a ambas especies, mientras que el comensalismo sólo beneficia a una sin afectar a la otra.

Ejemplos de comensalismo

Los ejemplos clásicos de comensalismo se observan cuando un animal carroñero consume un animal que ha muerto, dejando sólo restos que después serán aprovechados por descomponedores del suelo. Esta relación no produce ningún perjuicio al animal que ha muerto (ya no puede ser afectado) y beneficia al animal carroñero, a través del acto de nutrirse.

La metabiosis es alguna relación parecida a la de animales carroñeros, que aprovechan los restos o desechos que alguno otro dejó libre, por ejemplo un león que deja los restos aún provistos de carne de su presa, que son aprovechados por otros depredadores menos aventajados.

La foresis es el transporte de animales mas pequeños a expensas de uno más grande, en ocasiones algunos pequeños animales se dejan arrastrar por otro más grande, para desplazarse mejor y más rápido; y el ser vivo más grande no se da cuenta de que los mismos han tomado esta ventaja, ya que no causan daño, aunque tampoco les trae ningún beneficio. El animal más pequeño se ve trasladado de forma eficiente. Es el caso de las rémoras, que viajan sigilosas debajo del tiburón, que las transporta.

El inquilinismo es una relación simbiótica de comensalismo en la que una especie se puede refugiar dentro o encima de otro para protección. Por ejemplo, los caracoles refugian a ciertos cangrejos dentro de sus conchas sin producirles ningún daño, pero tampoco le ofrecen ningún beneficio.

Otros ejemplos se comensalismo digno de mención son los pájaros carpinteros, que utilizan los tallos más grandes para hacer sus nidos o escondites, y protegerse de depredadores y otros peligros. Es una relación de comensalismo. Las garzas se alimentan de unos insectos que son dispersados por algunos animales ungulados como los rinocerontes, las vacas o hipopótamos, entre otros, por ello permanecen cerca de manadas de éstos animales, la garza se alimenta y no perjudica al otro animal en ninguna forma, pero tampoco lo beneficia.

Importancia y consecuencias

La importancia del comensalismo como relación simbiótica permite la adaptación o supervivencia de muchas especies que estarían con ciertas desventajas, y aprovechan los recursos que proporcionan otros, sin causar daños y obteniendo un beneficio para ellos, pero sin que el otro se beneficie. Tales relaciones permiten sobrevivir y adaptarse a las adversidades del clima.

Las conductas de supervivencia de las especies en el medio ambiente les permitirán multiplicarse eficientemente, y las mismas conductas se repetirán porque pasan a formar parte de comportamientos desarrollados y adaptaciones para sobrevivir en condiciones adversas, lo que permite el equilibro natural del ecosistema.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *