Rottweiler

El rottweiler es un perro grande, fuerte y, a diferencia de las demás razas de perros, se destaca por su gran porte temible. A menudo es adoptado para cumplir la función de guardia y protección del hogar, ya que es un perro que suele imponer respeto frente a extraños.

Su origen data de la época del Imperio Romano, y sus antepasados eran los encargados de realizar actividades de pastoreo y caza.

Asimismo, ha cumplido tareas junto a la policía, al igual que el pastor alemán y el labrador retriever.

Características físicas del rottweiler

De tamaño mediano a grande y cuerpo robusto, el rottweiler es un perro de figura equilibrada y fuerte. Su cabeza es grande y ancha, aunque proporcionada con el resto del cuerpo, y posee un hocico ancho de color negro.

Sus ojos son de mediano tamaño y de color oscuro, y sus orejas tienen forma rectangular y se mantienen caídas. Generalmente, la cola es amputada con cirugía aún cuando el perro es cachorro.

El rottweiler es de color negro y marrón y su pelaje es liso, corto y duro. Es un perro ágil, con una gran resistencia física y un cuerpo fuerte y robusto, capaz de derribar a una persona de un solo salto.

Los machos son bastante más pesados que las hembras, pesando entre 50 y 60 kg., mientras que las hembras pesan entre 35 y 50 kg. En cuanto al tamaño, el macho mide entre 62 y 70 cm., y las hembras entre 55 y 63 cm.

Este animal tiene una esperanza de vida de alrededor de 10 años.

Comportamiento y carácter

Es un perro atento, valiente y ágil. Se mantiene siempre alerta frente a cualquier estímulo y dispuesto a defender su territorio si se siente atacado. Pese a ser guardián, sólo ladra cuando es necesario.

Si se lo educa de pequeño, no suele haber inconvenientes en la convivencia, ya que es muy obediente, inteligente y dócil.

Por lo general, es un perro tranquilo, de pasos firmes y de carácter duro. Con un temperamento imponente y decisivo, el rottweiler es un excelente protector de la familia y del hogar.

Cuidados y salud

Esta raza de perros mantiene un buen estado de salud a lo largo de su vida. Sin embargo, algunos perros pueden sufrir displasia de cadera, sobrepeso, parvovirus o problemas en articulaciones.

Debido a que son propensos a la obesidad, es importante que realicen actividad física todos los días. Asimismo, es fundamental que el rottweiler mantenga la visita periódica al veterinario y que se le realice la higiene mínima necesaria.


Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *