Snowshoe


Los snowshoe son gatos originarios de Estados Unidos, y se les conoce desde 1960, y son producto de la mezcla entre un gato american shorthair y un siamés.

Su nombre, traducido al español como zapato de nieve, viene por el pelaje de color blanco en el extremo de sus patas.

Son gatos muy apacibles, sociables, cariñosos y divertidos. Les encanta estar con la gente, y no pueden pasar mucho tiempo solos en casa. Siempre hay que tenerlos ocupados.

Cuando nacen son completamente blancos, y a las pocas semanas van apareciendo las manchas de color en diferentes partes del cuerpo, manchas que lo hacen tan característico. Luego solo mantiene su pelaje blanco en las patas y en su hocico. Sus ojos son azules, su pelaje es corto, su cola es de color negra, en su cara tienen una mancha blanca en forma de triángulo y su cola es larga.

Son la raza ideal para los hogares, ya que no pierden pelo, y ellos mismos mantienen su pelaje limpio. Son ideales para familias con o sin niños, pero tienen que tener en cuenta que hay que pasar mucho tiempo con ellos. Estos gatos se llevan muy bien con las otras mascotas de la casa.

Al snowshoe no se les conoce enfermedades, solo hay que mantenerles muy limpios sus dientes.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *