Voltaire


Corta biografía resumida. Resumen de su vida.

[Total:2    Promedio:5/5]

Voltaire fue el seudónimo usado por el filósofo francés François-Marie Arouet, uno de los más importantes representantes de la Ilustración. Nació el 21 de noviembre de 1694 en París, hijo del notario François Arouet, y de Marie Marguerite d’Aumary, joven descendiente de la nobleza provinciana francesa.

Primeros años

La infancia del joven Arouet transcurrió entre los estudios típicos de cualquier joven parisino: latín, griego y los clásicos. Para los doce años ya escribió su primera obra literaria. Más tarde estudiaría derecho.

Su carácter juvenil era bastante disipado y proclive a meterle en líos, no pocas veces provocados por su propensión al romance. Fue encerrado en la famosa prisión de La Bastilla por burlarse de un regente y de su hija, primero, y después por insistir en dirimir un problema amoroso en un duelo. Sin embargo, su talento literario le granjea mucho éxito y reconocimiento. En estos tempranos días es que asume su famoso seudónimo: Voltaire.

Acontecimientos destacados

En 1726 Voltaire es desterrado a Gran Bretaña como resultado de una de sus múltiples disputas. El viaje resultó trascendental, ya que pudo entrar en contacto con las ideas de personajes como John Locke o Isaac Newton. Acogió fervientemente las ideas de la Ilustración, y al volver a Francia, comenzaría a predicarlas.

En Francia comenzó a publicar obras que cuestionaban el estado de las cosas, y ponían en tela de juicio al cristianismo. Esto le hace merecedor de un proceso persecutorio que le llevó a refugiarse con la matemática y física Èmilie du Châteliet. Colaboró con ella en la traducción de las obras de Newton al francés.

Conoció también al monarca de Alemania, con quien sostuvo entretenidas tertulias. Pero por sus posiciones anticlericales y anticonvencionales, se le expulsa de este país. Imposibilitado de volver a Francia debido a que la muerte de Châteliet lo había dejado sin protectores, Voltaire se refugia en Ginebra. Allí también entró en conflicto con calvinistas y católicos. Decide fijar residencia en Ferney.

Su choque con los católicos ginebrinos se debió más que todo a su participación en la elaboración de la Enciclopedia, obra monumental de diversos autores, marcada por un espíritu científico reconocible, que contradecía abiertamente la mentalidad clerical de la época.

Los dieciocho años que vivió en Ferney fueron de producción de las obras teatrales a las que era tan proclive, y a la elaboración de escritos filosóficos de marcada tendencia antirreligiosa. Sus obras y sus escritos le valieron poco a poco el reconocimiento incondicional por su talento y por sus ideas.

voltaireÚltimos años

El gran prestigio de Voltaire y su influencia en la vida pública le permitió actuar con más soltura, y también le permitió actuar como jurista y abogado, sobre todo defendiendo a algunas personas en procesos marcados por la intolerancia religiosa que combatió con tanto ahínco. Es bastante conocido el caso de La Barre, un joven de 19 años condenado a decapitación y a la hoguera por causa de una delación fraudulenta. Aunque Voltaire no pudo evitar la condena, su argumentación logró posteriormente que la memoria del joven fuera rehabilitada.

Sólo en 1778 fue que Voltaire pudo volver a territorio parisino. Su prestigio ya superaba cualquier pretensión de acallarlo. Murió el 30 de mayo de 1778 en París.

Legado

La tolerancia llevada al extremo por Voltaire se pone de manifiesto en una frase apócrifa que se le atribuye con frecuencia: “No estoy de acuerdo con lo que dices, pero defenderé con mi vida tu derecho a decirlo”. Es muy probable que esta frase no haya sido jamás pronunciada o escrita por Voltaire, pero ha servido a mucha gente para ejemplificar el carácter de la defensa de las ideas ajenas que practicaba el filósofo parisino.



Deja un comentario