Walt Disney

Corta biografía resumida. Resumen de su vida.

Walt Disney fue uno de los más famosos empresarios de la industria del cine animado en los Estados Unidos. Además de animador, fue productor y director, así como guionista. Su nombre completo fue Walter Elias Disney, y nació en la ciudad de Chicago, Estados Unidos, el 5 de diciembre de 1901. Su padre fue el granjero Elias Disney, y su madre la maestra de escuela Flora Call.

Primeros años

El matrimonio Disney se había establecido al principio en la ciudad de Chicago, a la que Elias llegó procedente de Canadá. Walter fue el cuarto de sus hijos. Pronto el matrimonio decidió trasladarse a una granja en Misuri (Missouri), en la que el joven Disney pasó su temprana infancia. Sólo vivió unos años allí, ya que su padre enfermó, y tuvieron que mudarse a Kansas City, y luego a Chicago.

Walt Disney biografía

Walt y sus hermanos debían contribuir a la economía familiar, lo que no impedía que el joven empezara a interesarse por el dibujo. Luego de una breve temporada de servicio en el ejército, decidió concentrarse en el arte gráfico, buscando trabajo en una agencia de publicidad.

Acontecimientos destacados

Como dibujante publicitario, Disney conoció a una figura clave en su trabajo creativo: Ub Iwerks. Con él llevó a cabo sus primeros intentos empresariales, al mismo tiempo que Disney era atraído por el mundo de la animación. Como el trabajo publicitario no resultó rentable, se trasladó a Hollywood, desde donde empezó a crear cortos que combinaban actores reales con animación. Estos cortos interesaron a productores en Nueva York, por lo que pudieron ampliar su repertorio hasta llegar a su primer gran éxito: “Oswald, el conejo afortunado”. Sin embargo, una jugada empresarial del estudio de Nueva York lo dejó sin contrato, y sin los derechos del personaje.

Esta situación fue el germen para la creación de uno de los personajes más icónicos de la cultura popular en todo el mundo: el ratón Mickey, o como se le conoce también, Mickey Mouse. También de esa época son las famosas “Sinfonías tontas”; una serie de cortometrajes animados donde se contaban divertidas historias con música. Uno de los cortos de esta serie, “Árboles y flores”, ganó el Premio de la Academia al Mejor Corto Animado en 1932. Pronto se separó también de su socio Iwerks.

El éxito de Disney, y su afán por explorar nuevas técnicas para la animación, lo llevó a arriesgarse a producir un largometraje: Blancanieves. La ambiciosa película excedió el presupuesto y Disney tuvo que endeudarse, pero su apuesta fue exitosa: tuvo un éxito sin precedentes.

En 1941, la imagen pública de Disney tuvo un traspié cuando sus empleados le exigieron mejores condiciones laborales y reconocimiento a su trabajo. Disney, enemigo de los sindicatos, a los que asociaba con ideologías comunistas, se negó a negociar y debió enfrentar una huelga. Al final tuvo que ceder, pero posteriormente fue tomando medidas para sacar de su empresa a los inconformes.

Durante la Segunda Guerra Mundial, Disney dedicó parte de sus recursos a la propaganda contra el Eje, y a producir largometrajes que no fueran muy ambiciosos. Además, reestrenó Blancanieves, repitiendo su éxito. Se sabe también que contribuyó con el tristemente célebre Comité de Actividades Antiamericanas luego de la guerra.

En la década de los años 1950, además de continuar con la producción de sus tradicionales filmes animados, incursionó con las películas de acción real, como “Veinte mil leguas de viaje submarino”. Entró en el mundo de la TV, y comenzó a concebir el parque de atracciones que se convertiría en otro de sus sellos distintivos: Disneylandia, ubicado en California.

Últimos años

Cuando Disney incursionó en las películas de acción viva, delegó en su equipo de confianza la producción de las animaciones. Luego del éxito de Disneylandia, proyectó otro parque de atracciones que se ubicaría en Florida. No pudo inaugurar este segundo parque: a finales de 1966 se le diagnosticó cáncer pulmonar, agravado por su costumbre de fumar. El 15 de diciembre de ese año falleció de un paro cardiorrespiratorio, consecuencia de la enfermedad. Su cuerpo fue incinerado y trasladado al panteón familiar en California.

Legado

Disney y sus colaboradores fueron sin duda alguna los mayores innovadores en el campo de la animación en el cine, y en la revalorización de este género. Si bien sus versiones fílmicas de los cuentos clásicos han sido criticadas por ser demasiado antisépticas, es cierto que las puso al alcance del gran público, haciendo que estas versiones sean consideradas prácticamente oficiales. Sus personajes, con Mickey Mouse a la cabeza, constituyen un universo en sí mismo, firmemente asentado en la cultura popular.

Disney, además de un imperio económico, se ha convertido a la fecha en una marca, que viene a ser sinónimo mundial de “entretenimiento”.



También te podría gustar...

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *