Yorkshire Terrier


El Yorkshire Terrier es una raza proveniente de Inglaterra, más específicamente del condado de Yorkshire, fruto de la mezcla del terrier escocés y del terrier inglés. Fue desarrollado a medidado del siglo XIX con la intención de obtener un perro que pudiera atrapar las ratas que se habían convertido en una plaga dentro de los molinos.

Se caracteriza por ser un perro de pequeño tamaño. Suele pesar unos tres kilos y medio, y tener el pelo de color marrón y negro o gris. Habitualmente viven entre 15 y 20 años, y aguantan bastante bien el paso del tiempo con un mínimo de cuidados y una buena alimentación.

El Yorkshire tiene un temperamento divertido y juguetón. Es un animal muy curioso y listo al que le encanta que le mimen. Como a otros terrier, les encanta salir de casa y dar largos paseos.

Respecto al cuidado de esta raza de perro, en primer lugar hay que señalar que es un animal muy despierto, razón por la que es muy importante que el dueño sea firme en sus decisiones o terminará malcriando al animal y luego será muy difícil poder cambiarle las malas costumbres que pueda adquirir.

En el caso de que tenga el pelo largo, es necesario cepillarlo mucho y peinarlo a diario, para que éste logre tener un pelo muy bien cuidado y nada enredado.

Al pertenecer a una raza de perros pequeños, el Yorkshire terrier puede sufrir una serie de problemas característicos de ellas, como la luxación de rótula, la dislocación de la tibia, problemas de columna o hidrocefalia congénita. También es propenso a tener problemas digestivos que originan diarreas y vómitos como consecuencia del consumo de alimentos fuera de su rutina alimenticia. Otros problemas de salud que pueden llegar a desarrollar esta raza de perros son las cataratas y la bronquitis.




Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *